EDUCACION SOCIEDAD

3 cosas que destruyen el autoestima de tu hijo.

autoestima, hijos,apoyar, crecer, niños

 

Los padres quieren que sus hijos crezcan de forma segura y que se sientan capaces de afrontar de la mejor forma cualquier circunstancia de la vida.  Pero sin darse cuenta, a veces pueden estar consiguiendo todo lo contrario porque con sus palabras o con sus acciones pueden destruir la autoestima de sus hijos.

Los niños necesitan que los apoyen y los alienten en todo lo que hacen. Aunque para sea una tontería, para los niños no lo es en absoluto. Unas palabras de aliento, una guía apropiada para hacer las cosas mejor y mucho cariño es lo que todos los hijos deben tener.

Pero en ocasiones, los padres sin darse cuenta pueden estar diciéndoles cosas a sus hijos o comportándose de una manera determinada, que puede hacer que el niño se sienta poco valorado, y lo peor… que su autoestima se vea gravemente dañada. Hay que tener en cuenta algunos errores que los padres comenten, para ser conscientes de ello y que no suceda más.

3 hábitos que destruyen la autoestima

Hacer demasiadas cosas por ellos

Tus hijos quieren hacer las tareas por su cuenta, pero si se las haces tú pensarán que no es necesario que las hagan o que no es su responsabilidad y dejarán de hacerlas. Cuando los niños pueden hacer las tareas por su cuenta, podrán tener una gran sensación de logro, algo que les ayudará  a sentirse bien consigo mismos.

Qué pasa si haces demasiadas cosas por tus hijos

Es posible que quieras mostrar tu amor haciendo las cosas por ellos, pero no les estarás haciendo ningún favor. Si haces las cosas por tus hijos les estarás negando la oportunidad de que aprendan habilidades necesarias para la vida, algo que les perjudicará en su vida adulta. Y por si fuera poco, también les estarás creando la necesidad de ser dependiente y prohibiendo la satisfacción de ser independiente y de conseguir las cosas por sí mismo. Si haces las cosas por ellos les estarás haciendo sentir que ellos solos no son capaces de conseguir lo que quieran.

Cómo solucionar esto

En lugar de hacer demasiado por tus hijos, es necesario que les ayudes a que ellos puedan hacerlo por sí mismos. Así si se equivocan tendrán la oportunidad de volver a hacerlo y aprender de sus equivocaciones… y su autoestima se verá reforzada.

Decir: “Eso es fácil”

Cuando tus hijos están luchando por conseguir algo, aunque sean los deberes de la escuela… puede ser algo que para ti sea muy fácil, pero no lo es para tus hijos.

Qué pasa cuando les dices que algo es demasiado fácil

Cuando dices (pensando que estás diciendo algo positivo), algo como: “Eso es fácil, puedes hacerlo”. Estarás intentando de motivar a tus hijos y de animarles, pero la realidad es que tus hijos pueden pensar que hay algo mal en ellos porque como para él o ella no es fácil… puede que sea porque es tonto. Esto hará que tus hijos se sientan desanimados y que quieran tirar la toalla antes de tiempo. Y sí, esto puede perjudicar gravemente su autoestima y tú ni te habrás dado cuenta.

Qué hacer al respecto

Es importante que en lugar de decirle que es fácil, les digas cosas como: “Esto puede ser difícil” o “Esto a tu edad me resultó difícil pero con persistencia se consiguen buenos resultados”. Así los niños podrán entender que aunque sea al principio difícil, si trabajan duro para conseguir buenos resultados podrán conseguirlo. Esto les hará sentir motivación y que su autoestima se vea fortalecida.

El significado de los mandalas para los niños

No permitir que se equivoquen

Si a tu hijo solo le muestras lo que hace mal pensará que no vale para nada y que sus aptitudes son nefastas. Los errores son parte de la vida y todos debemos aprender de ellos (adultos y niños). Quizá también creas que debes rescatar a tus hijos para que no cometan errores  o ayudarles a evitar que los cometan… pero esto les incapacitará ante la vida y su autoestima se verá muy dañada.

Qué pasa si no les permites cometer errores

Si los niños no pueden cometer errores y les sobreproteges para que no los hagan, no podrá desenvolverse en la vida y se convertirá en una persona dependiente con un mal autoconcepto de sí mismo. Pensarán que cometer errores es algo malo porque duele. Pero no debes de robar la oportunidad a tus hijos de aprender de los errores, de admitir que están equivocados y de darles la oportunidad (y la satisfacción de solucionar el problema).

Qué hacer para ayudar a los hijos

En lugar de no permitirles que se equivoquen, enséñale a hacer las cosas de la mejor forma posible y a ser responsables de sus acciones. Así podrán tener una visión saludable de los errores y se darán cuenta de lo útiles que son para la vida.

Fuente: eresmama.com