AUTOAYUDA CONCIENCIA MEDITACION MENTE

4 lugares de nuestra vida cotidiana para meditar

Sabemos que la vida en la ciudad no es fácil. Tacos, congestión, ruido, aglomeraciones y un sin fin de situaciones que día a día nos angustian y estresan. Más la presión del trabajo y la casa… uf.

Una de las técnicas reconocidas para lograr desestresarse es la meditación, pero ¿se puede lograr inmerso en este caos y sin tener que ir al Tibet? La respuesta es sí.

Lo primordial es que meditar se transforme en un hábito, así puede practicarse en el auto en medio de un taco, en un ascensor o hasta en el baño de la oficina. Como dice la psicóloga Concha Curiel:

 

“Permite desarrollar en la persona una natural capacidad para vivir situaciones de estrés de manera más tranquila, sin sufrimiento añadido para sí mismo ni para los demás”

 

Acá 4 trucos para meditar en distintos lugares:

 

1. En el baño

Si tuviste una mal momento en el trabajo y no puede salir a desahogarte, un buen lugar para cobijarse es el baño. Algunos psicólogos aconsejan sentarse, identificar la emoción y el lugar del cuerpo en el que se siente. Sirve llevar un ritmo de respiración para relajarse y volver al centro. Después, de regreso en el puesto de trabajo, el consejo es concentrarse en el presente a través de los sentidos como el tacto del teclado del computador o la temperatura del aire.

 

2. En la ducha

Un buen lugar para abstraerse del exterior y sólo sentir el agua sobre nuestra piel y concentrarnos en la respiración. Una meditación matutina que nos dará energía.

 

3. En el metro

Aunque estemos pegados unos con otros, es posible abstraerse en el metro y lograr meditar. Ayuda un playlist de música tranquila y concentrarse en la letra o melodía. La clave es no pensar para dónde vamos o de dónde venimos y concentrarse en lo agradable del trayecto. Aunque parezca difícil, si se logra, sirve.

 

4. Caminando

Lo importante es centrarse en el momento. Sentir los pies en el suelo, el aire en la cara. Y aunque estemos apurados centrar la tensión y soltarla. Puede servir apretar los puños y la mandíbula y soltarla de a poco.

En distintos lugares, lo importante es centrarse en el ahora.

 

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies