CONCIENCIA MENTE

5 útiles consejos para celebrar las fiestas sin estrés

Los días de fiestas son para celebrar y para nutrir el alma. Sin embargo, a menudo nos estresamos tanto con los preparativos que las fiestas se convierten en una fuente de estrés. Date permiso para gozar esta temporada de fiestas estando presente en tu cuerpo. Cuando disfrutas del momento presente y te enfocas en el aquí y ahora, entonces puedes celebrar las fiestas evitando el estrés. He aquí 5 maneras de celebrar la Navidad y el Año Nuevo libre de estrés

1  Celebra a tu gusto

A la hora de empezar tus preparativos para las fiestas de Navidad y Año Nuevo, no caigas en la trampa de la prisa ni en la trampa de querer que todo quede de una manera perfecta. Tampoco intentes hacer todos los preparativos tú sola. Escoge celebrar de una manera que verdaderamente te complazca e invita a tus seres queridos a que participen de los preparativos, cada uno de ellos haciendo lo que más les gusta. Si lo más que te gusta  a ti es cocinar, entonces enfócate en preparar esos deliciosos platos típicos de la temporada de Navidad y que los demás se encarguen de la decoración. Si lo más que te gusta es decorar, entonces enfócate en adornar tu casa. Y si prefieres estar más relajada, entonces planifica una celebración en un lugar relajado fuera de tu casa o manda a preparar la comida. No te limites a lo tradicional ni a los hábitos. Lo más importante es que te des permiso para celebrar a tu gusto. Cuando celebras a tu gusto entonces evitas el estrés que causan esas tareas que no te gustan.

2  Disfruta el momento presente mediante tus sentidos

Las celebraciones de Navidad y Año Nuevo ofrecen muchas oportunidades de relajación y alegría. Aprovecha esas oportunidades para liberar el estrés. Cuando estés de compras en una fila alegra tu corazón escuchando la música de Navidad. Cuando estés en tu casa preparando postres disfruta de los dulces olores. Déjate envolver con la magia que producen los adornos y las luces de Navidad. Y sobretodo disfruta de los abrazos y besos de tus seres queridos.

3  Come en paz

Liberate de la culpa a la hora de comer los platos típicos de Navidad.  Si vas a comer platos altos en calorias, no te quites el placer poniendo tu atención en las calorias o en los kilos que podrías aumentar. En vez, pon tu atención en disfrutar de lo que comes, come con moderación y no comas cuando no tengas hambre ni siquiera por complacer a nadie. Si quieres probar un plato delicioso y ya estás llena, guárdalo para el próximo día. Si tienes un antojo por un plato que verdaderamente no es bueno para tu salud (por ejemplo si eres diabética o padeces de alta presión) entonces prepara una receta más saludable de ese plato.

4  Mantén tu cuerpo activo

Incluye en tu celebración de Navidad y Año Nuevo actividadades físicas. El ejercicio ayuda a liberar estrés y relaja tu cuerpo. Baila con tu familia en tu sala. Enséñales a bailar a los más pequeños de la familia, o si te gustan los deportes, planifica un día de juego con ellos. También puedes salir a caminar con tus seres queridos a un lugar especial. Si estás en un lugar frío, sal con tus seres queridos a esquiar o a patinar sobre hielo. Si estás en un lugar cálido cerca de la playa, planifica un día de playa. Lo importante es que las actividades físicas y  los ejercicios formen parte de las celebraciones, ya que muchas veces es difícil mantener una rutina de ejercicio durante los días de fiesta.

5  Date el regalo del descanso

No llenes toda tu agenda de compromisos y deberes. Duerme un par de horas adicionales cada día para que tu cuerpo se recupere del trabajo que realizó durante el 2010. Mima tu cuerpo. Date un baño aromático, regálate un masaje o una cita en el spa. Escoge al menos un día para simplemente hacer lo que te complazca. Sigue la preciada filosofia  italiana de “il dolce far niente”, el dulce placer de no hacer nada.

Test para averiguar tu nivel de estrés

 

Fuente: Cuerpo adentro