9 de cada 10 enfermedades comienzan en la mente. Cómo tener una mente sana

La Enfermedad Mental prevalece por doquiera: 9 de cada 10 enfermedades comienzan en la mente. Hay muchos más enfermos de la mente de lo que imaginamos. Una gran parte de las enfermedades que afligen a la humanidad tienen su origen en la mente y solo pueden ser sanadas por la restauración de la salud de la mente. 

Al tratar a los enfermos no debe pasarse por alto el efecto de la influencia ejercida por la mente. Aprovechada debidamente, esta influencia resulta uno de los agentes MÁS EFICACES para combatir la enfermedad.

Causas de enfermedad Mental:

1) Dificultades en el Hogar pueden atormentar o angustiar el alma como un cáncer, y debilitar las fuerzas vitales.

2) Remordimiento por el pecado debilita el organismo y desequilibra la mente.

3) Ideas erróneas o distorsionadas del carácter de Dios (como la del infierno que arde eternamente y el tormento sin fin de los impíos).

4) Imaginar que se esta enfermo, que la mínima exposición  del cuerpo les causara alguna enfermedad, y esta, entonces sobreviene. De esta forma se lleva una vida de inválidos cuando podrían estar sanos si pensarán que lo están. Muchos MUEREN por enfermedades que son puramente IMAGINARIAS.

5) Falta de voluntad. Esta falta de voluntad para elevarse en cuerpo y mente por sobre la enfermedad y combatirla. Muchos mueren de indolencia (apatía, adormecimiento, letargo), se hacen inválidos a si mismos, una enfermedad que solo ellos mismos pueden sanar.

6) Niño presionados demasiado y muy tempranamente: en el aula se han colocado el fundamento de muchas enfermedades. El cerebro ha sido dañado por habérselo sometido a una ejercitación excesiva. Muchos niños soportan estas condiciones por tener una constitución mas fuerte. La energía nerviosa del cerebro se debilita, y al llegar a la madurez se les hace imposible soportar el trabajo mental. Parecería que se ha agotado la fuerza de algunos de los delicados órganos del cerebro. Y no solo se ha dañado la salud física y mental de los niños por habérselos enviado a la escuela a una edad demasiado tierna, sino que también han salido perdedores desde el punto de vista moral.

7) Egocentrismo: muchos enferman fisica, mental y moralmente por tener su atención dirigida casi exclusivamente hacia si mismos. Podrán mejorar por la vitalidad de mentes mas jóvenes y variadas y la incansable energía de los niños. Muy pocos se dan cuenta de los beneficios del cuidado, responsabilidad y experiencia que los niños traen consigo a la familia. El cuidado y el afecto de niños que dependen de uno elimina la aspereza de nuestra naturaleza, nos hace tiernos y llenos de simpatía, y tiene una influencia en el desarrollo de los elementos de los elementos más nobles de nuestro carácter.

8) Las emociones depresivas: Las emociones depresivas (siempre mostrar descontento por lo que ocurre a nuestro alrededor) son un grave daño a su salud, porque estorban el PROCESO DIGESTIVO e INTERFIEREN CON LA NUTRICIÓN. Los lamentos y la ansiedad no pueden remediar un solo mal y hacen mucho daño. En cambio la alegría y la esperanza iluminan el sendero de otros, son “vida a los que la hallan y medicina a todo su cuerpo.” (Prov. 4:22)

9) La depresion, ira, descontento, egoismo, impureza tienen un efecto ruinoso desvitaliza al organismo e impide que se pueda prevenir la enfermedad.

¿Qué se aconseja para tener una mente sana y por lo tanto salud?

1) Una mente LIBRE Y FELIZ, por una conciencia de bien hacer y el sentido de satisfacción por hacer felices a otros, crea una alegría que reaccionará sobre todo el cuerpo: MEJORA LA CIRCULACION DE LA SANGRE Y TONIFICA TODO EL CUERPO. La bendición de Dios es un poder ganador, y los que benefician a otros con generosidad sentirán esa maravillosa bendición tanto en el corazón como en la vida.mente2

2) Hábitos correctos de alimentación: el cerebro es el organo que controla todo el cuerpo, para que todas las otras partes del sistema este sanas, el cerebro debe estar sano. Y para que el cerebro esté sano, la sangre debe ser pura. Solamente se logrará esto con hábitos saludables de alimentación.

3) Voluntad y dominio propio: tienen un efecto importantísimo en la recuperación y conservación de la salud. No se puede prevenir ni recuperarse de la enfermedad sino somos constantes y perseverantes en cumplir con las Leyes de la Salud.

4) Se alegres, abnegados y agradecidos, proporciona un poder vivificante sobre la mente y la salud.

5) Negarse a si mismos y tener autocontrol, evitando los deseos propios y placeres extravagantes. Esto debe comenzar en la niñez, enseñándoles a sacrificar todos los placeres y complacencias que interfieran con la salud.

6) Cristo sana: “Hay una enfermedad del alma que ninguna bálsamo puede alcanzar, ninguan medicina curar. Orad por estas almas y traedlas a Jesucristo.”

7) Rodear el hogar de una atmosfera de alegría cortesia y amor. Los angeles se deleitan en vivir en un hogar así. Manifestar un espíritu bondadoso, tolerante. Esta atmósfera será para nosotros y nuestro hijos como el aire y el sol para las plantas. Dando salud y vigor tanto a la mente como al cuerpo.

8)”El Amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser se despiertan y entran en actividad. Libra el alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con el vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espiritu Santo, un gozo que da salud y vida.”

Extraído de Capitulo 7 de Mente, Carácter y Personalidad Tomo 1, “Enfermedades que comienzan en la Mente” paginas 59 a 64.

Fuente: http://reconquistandoeden.com.ar

También podría interesarte