Aromaterapia y Equilibrado de Chakras

La Aromaterapia posee una historia que es tan antigua como la historia misma de la práctica de la medicina. Aunque nadie está seguro de cuándo la Aromaterapia se utilizó por primera vez, la teoría de que su historia se remonta a 4.500 años atrás, es aceptada por todos.

Los expertos creen que los aromáticos fueron los primeros medicamentos, anteriores incluso al uso de hierbas medicinales con fines terapéuticos. Se tiene constancia de que los egipcios fueron quienes descubrieron el efecto beneficioso de las fragancias y sus usos en prácticas religiosas, como tratamientos terapéuticos y otras necesidades físicas y espirituales. Se utilizaron los aceites esenciales, hierbas, aceites perfumados y especias ampliamente en el cuidado de la piel, masajes corporales y para limpiar las impurezas físicas.

En Egipto el uso de aceites perfumados, inciensos y conos ha sido conocido y desarrollado desde siempre. Los dioses han favorecido a este país con un clima admirablemente adecuado para la producción de flores fragantes. El Nilo y el sol Ra aseguraron siempre buenas cosechas y el crecimiento salvaje de las plantas en las riberas del río y en los oasis, las cuales se cosechaban para la producción de los aceites.Aceites-esenciales

En todo el mundo antiguo los aceites egipcios se apreciaban y poseian ese aura de «objetos preciosos», exóticos y artísticos, tanto para el sentido del olfato como para la vista.

El ajuar funerario del difunto incluía siempre perfumeros y pequeñas ánforas etiquetadas con marfil para contener los aceites perfumados. Se han encontrado pequeñas ánforas de la primera dinastía, etiquetadas en fino marfil con el nombre de «Fragancia de Horus».

En el imperio antiguo existían especialistas encargados de los aceites perfumados reales, que se almacenaban en la cámara de los ungüentos, donde una selección de siete aceites sagrados era reservada para el uso de los más altos sacerdotes y sacerdotisas, y se entregaban al difunto para el viaje del alma al más allá.2290226

Se reconocía a estos aceites alquímicos la capacidad de transportar la energía a través del universo y abrir puertas a otras dimensiones, así como desplazar dicha energía a través de los distintos niveles dimensionales. Esto nos indica el alto nivel iniciático, el simbolismo y la comprensión de «los misterios de la existencia del alma en el universo», que los antiguos egipcios poseían. Dicho conocimiento fue la herencia dejada al pueblo egipcio por civilizaciones anteriores, «perdidas» para nuestra historia; civilizaciones desconocidas y por ende incomprendidas.

Los siete aceites sagrados se mencionan en los listados de ofrendas de la primera dinastía (3.000 A.c. aprox.), en los Textos de las Pirámides, y aparecen reflejados en documentos históricos y literarios de otras culturas antiguas.

Los siete aceites sagrados los usaban diariamente los sacerdotes y sacerdotisas en el culto a los dioses, para ungir las estatuas, así como también en la momificación y en la ceremonia de apertura de la boca del difunto.

Además, los médicos los usaban como medicamentos para la curación de enfermedades. En este sentido, se han encontrado tablillas de ofrendas en sus tumbas.

El conocimiento de los siete aceites sagrados en el antiguo Egipto, alcanzaba el acceso a profundos misterios espirituales, por ejemplo, el efecto de los siete aceites sagrados sobre los siete chacras físicos principales.

Hasta aquí hemos mencionado los datos históricos que nos hablan de siete aceites sagrados correspondientes a los siete chacras físicos, rastreados en los Textos de las Pirámides, en las tablillas de alabastro encontradas en tumbas, en listados de ofrendas…, pero existe una fuente que hace referencia a otros siete aceites sagrados. Esta fuente es la tradición oral y nos informa del conocimiento místico-espiritual que las escuelas ocultas de conocimiento han transmitido de forma oral a los iniciados a lo largo de los siglos.

Así, la tradición oral considera, además de los siete aceites sagrados para los siete chacras físicos, la existencia de siete aceites sagrados para los siete chacras áureos o etéricos, localizados en el aura de los seres e interdependientes de los siete chacras físicos.

Los aceites sagrados son elaborados en Egipto mediante un antiguo método alquímico de extracción del aceite esencial de la planta a través de un aceite base portador, que captura la molécula del aceite esencial, para evitar la evaporación de éste, ya que los aceites esenciales se caracterizan por ser de volatilidad inmediataaceitechakra

Diferentes fuentes provenientes del antiguo Egipto, nos sugieren nombres y usos de estos siete aceites sagrados. Sabemos que su uso por parte de los sacerdotes se relacionaba con el nivel iniciático que el sacerdote había alcanzado.

Los 7 aceites sagrados correspondientes a los 7 chacras principales del cuerpo son:

ÁMBAR ROJO

Que se corresponde vibracionalmente con el primer chakra. El primer chakra o chakra base, representa nuestra conexión con la tierra y con los contrastes de la vida. Si este chakra funciona, estamos equilibrados, lo que significa que sabemos apreciar la vida, nos sentimos libres y felices de estar aquí y aceptamos nuestro cuerpo. Si por el contrario está bloqueado, nos negamos la posibilidad de ser felices y de aceptarnos a nosotros mismos.

El aceite de ámbar rojo sirve para desbloquear el chakra base, para despertar nuestro cuerpo y dejar de culparlo por no satisfacer nuestras necesidades. Ayuda a activar el cuerpo físico, sexual y poder comunicarnos tanto física como sexualmente con el otro.

Podemos utilizar el aceite de ámbar rojo en quemador cuando necesitemos fuerza o energía suave para realizar nuestro cambio tranquilamente. Aquí usamos la energía del olor. Usaremos el aceite de ámbar rojo en masaje o en el baño cuando necesitemos más fuerza. Aquí usamos la energía del aceite y la energía del olor y aceptamos nuestro cuerpo físico y nuestro gusto sexual.

La mezcla recomendable consiste en un 10% de aceite esencial + 90% de aceite base.

MUSK O ALMIZCLE

Su correspondencia en octava vibracional la hace con el segundo chakra. El segundo chakra o chakra sacro, es nuestro centro de fuerza en el abdomen, y es responsable del instinto de perpetuación de la especie humana y de la asimilación de los alimentos. Extrae la energía, al igual que el chakra base, de la tierra y del sol.

En el chakra sacro residen el miedo, la culpabilidad, la inseguridad, la falta de confianza y la confusión. Este aceite ayuda a superar el miedo, así como a aceptar, entender y deshacer la culpabilidad.

Especialmente indicado para las mujeres, ofrece protección y ayuda a entender los procesos corporales, calma la presión premenstrual y aporta seguridad. Este aceite ayuda al entendimiento generacional, entre madres e hijos, y aporta paz durante el embarazo. También es bueno para los cuidados de la piel.

Para equilibrar el yin y el yang, cuerpo femenino y cuerpo masculino, es mejor utilizarlo en bañera. Para los días de la menstruación se puede utilizar almizcle en quemador: 3 ó 4 gotas, o en la bañera, dependiendo de nuestras preferencias personales. Para comunicar con nuestro niño interior y sanarlo (nuestro niño interior tiene todas las informaciones de nuestras vidas pasadas y actual, es nuestro «chip»), utilizaremos almizcle en quemador. Para tumores en el útero podemos utilizar almizcle en la bañera.

JAZMÍN

Es el aceite más importante para el crecimiento espiritual. Este aceite nos equilibra, permitiéndonos disfrutar de la sexualidad y la espiritualidad por igual, es decir, comprender y armonizar las diferentes polaridades yin y yang. Hace desaparecer la tristeza y mitiga el dolor de estómago.

Aceite que entra en resonancia vibracional con el chakra tercero o chakra del plexo solar, muy importante porque es el centro de nuestro «YO SOY» individual. Con este aceite es fácil conseguir autoconfianza y creer y confiar en nosotros mismos. Para poder sentirnos a salvo y seguros de nuestras intuiciones. Nos conecta con nuestro yo superior y armoniza todos los chakras superiores: garganta, entrecejo y coronario.

Limpia y repara las membranas dañadas del chakra del plexo solar, impidiendo la entrada de influencias negativas a todos los niveles. Para desbloquear el plexo solar y para fijar (sanar el sistema digestivo), se usa la esencia de jazmín en la bañera (7 gotas). Para la toma de tierra podemos usar la esencia en quemador (3-4 gotas). Se entiende por «toma de tierra» a practicar nuestra verdad dentro de nuestra realidad. «Bajar a tierra» nos hace conscientes de lo que está pasando en nuestra vida, en nuestra familia, en nuestro trabajo…

ROSA

Es el aceite por antonomasia de la perfumería tradicional. Es un aceite clave en nuestros días, ya que la correspondencia la establece con el chakra cuarto. El chakra cordial o chakra del corazón, que es nuestro «centro del amor». Nos permite sentir simpatía y comunicarnos a nivel emocional.

El aceite de rosa es el aceite maestro, nos permite purificar el corazón. Nos ayuda a vivir en un nivel emocional en lugar de en un nivel mental. Equilibra las emociones con el cuerpo y con nuestro «conjunto de recuerdos». Este aceite sirve para perdonar, para olvidar y da la fuerza necesaria para «volver a empezar». Abre nuestro corazón y nuestros sentimientos. Protege y da seguridad. Nos hace sentirnos seguros y nos proporciona la comprensión de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, así como la libertad de hacer aquello que realmente queremos.

Para desbloquear el chakra del corazón, sanar el estrés emocional y estados depresivos, utilizaremos la esencia de rosa en quemador. Para no repetir los mismos errores del pasado, activar el chakra emocional, nuestro cuerpo emocional y comunicarnos emocionalmente, utilizaremos la esencia de rosa directamente sobre el cuerpo. Para vivir de nuevo, abrir el corazón y poder sentir y disfrutar del amor, para sanar el sistema nervioso (boca del estómago), utilizaremos la esencia de rosa en bañera (7 gotas) y en la ducha (2 gotas en cada hombro) o masaje. En bañera es recomendable usar sólo una esencia, para no confundir a nuestro cuerpo.

ÁMBAR CACHEMIR

Aceite sagrado que vibra en sintonía con el chakra quinto. Con el chakra tiroideo o de la garganta, somos capaces de expresar nuestros sentimientos y llevarlos a un nivel de conversación. Es un aceite ideal para superar los miedos a expresarse o a comunicarse con los demás. Hace que las personas crean en sí mismas para que esta autoconfianza les permita expresarse de una forma más franca, conversando, y decir su verdad sin miedos, encarando la realidad y siendo capaces de vivir de acuerdo a ella.

Cuando bloqueamos el chakra de la garganta es por dos razones: miedo y desconfianza. Para enfrentar nuestro miedo, aceptando nuestra situación, utilizaremos la esencia de ámbar cachemir en la ducha (2 gotas en cada hombro) y en la bañera (7 gotas) y en masaje. De esta forma ganaremos confianza y el saber que tenemos derecho a vivir. Al ser honestos con nosotros mismos podremos enfrentar nuestra verdad, saber qué queremos. Esto hace que ganemos en confianza

Para comunicarnos con el otro al mismo nivel, utilizaremos la esencia directamente como perfume. Si una persona habla al nivel mental y otra al nivel emocional no va a haber entendimiento. Debemos emplear las palabras adecuadas para que el otro nos entienda. El ámbar cachemir utilizado como perfume, abre la puerta para comunicar nuestro talento, nuestra sabiduría.

Para personas que ante una situación se sienten débiles y se ocultan tras una máscara, para afrontar las responsabilidades y abrirnos al amor, podemos utilizar ámbar cachemir en quemador.

SÁNDALO

Su vibración entra en resonancia con el sexto chakra. El chakra frontal, llamado también del tercer ojo, controla nuestra visión interior y pone de manifiesto nuestra madurez. Cuando el tercer ojo está completamente abierto podemos leer los archivos akásicos, es decir, la historia de «todo aquello que alguna vez ha sido».

Esta esencia es ideal para abrir el tercer ojo, posibilita una apertura suave y proporciona una visión más clara. La apertura del tercer ojo debe hacerse de forma muy cuidadosa, pues en caso contrario, podría provocar alucinaciones en la persona que no está preparada.

Este aceite es excelente para estados de estrés y sirve para equilibrar la furia en el nivel mental, capacita la concentración y lleva a tomar decisiones claras. Armoniza las emociones, el miedo, la tristeza y la melancolía. Estimula el sistema inmunitario, proporciona bienestar corporal y cura la artritis y el reumatismo.

Para entender el mensaje de la vida, interpretar los sueños, activar el ojo del alma (ver la verdad y la realidad de nuestro mundo y ver la mentira del mundo materialista), desbloquear el tercer ojo y ver el aura, utilizaremos la esencia de sándalo en quemador. Para problemas de huesos utilizaremos sándalo en masaje o en la bañera. Para la tiroides utilizaremos la esencia de sándalo en la bañera.

LOTO

Antiquísimo aceite que se usa para realizar la conexión espiritual a través de nuestro séptimo chakra. Esta esencia ha sido usada desde siempre para purificar el chakra coronario con el fin de elevar a las personas por encima del mundo material, para así poder vivir en un alto nivel espiritual y tener la capacidad de expresarlo. Sirve para poder ver las cosas de una forma clara, influencia al resto de chakras de una forma positiva y se usa especialmente en meditación.

Para la comunicación espiritual, trabajo a distancia y viajes astrales, utilizaremos la esencia de flor de loto en quemador durante al menos una hora. Para la sanación del karma y regresiones, utilizaremos la esencia de flor de loto en masaje o en bañera (de 20 a 30 minutos). Para protección personal utilizaremos la esencia directamente sobre el cuerpo.

chakrasLos 7 aceites sagrados correspondientes a los 7 chacras superiores son:

PAPIRO

El aceite de papiro muestra la forma de estar arriba y abajo al mismo tiempo, conectar el universo con el ser humano, conectar todos los pares de opuestos. Nos permite dejar volar la imaginación. Nos conecta con vidas pasadas y nos da a conocer vidas muy distintas en la tierra u otros planetas. Nos permite recordar nuestros conocimientos y nuestro potencial para ser usados aquí y ahora.

Para encontrar el camino cuando nos sentimos perdidos. El aceite de papiro armoniza la comunicación y ayuda a sanar viejas heridas. Ideal para reuniones familiares. También ayuda a reforzar el sistema inmunitario. Conexión con los chakras primero y séptimo.

MIRRA

Para proteger nuestro hogar y los espacios que nos son queridos. Limpia nuestra aura de energías extrañas. Con unas gotas en las rodillas y en las plantas de los pies, ayudamos a «realizar la transición» a los seres queridos que se van. Conexión con los chakras segundo y sexto.

INCIENSO

Para limpiar «el camino» de las interferencias negativas que entorpecen nuestro crecimiento personal. También nos afirma en el sendero de vida que hemos elegido. Conexión con los chakras tercero y quinto.

FLOR DEL NILO

Con esta esencia trabajamos el chacra del corazón, el Amor desde el inconsciente. Unifica todos los aprendizajes y herramientas de que disponemos. Desde esta alta frecuencia nos podemos defender de la oscuridad (magia negra), y sentir que tenemos las «riendas» de nuestra vida.

AGUA DE ORO

Esta esencia sirve para trasladarnos al «mundo de cristal», visualizar nuestros «pactos», regenerar y entrelazar nuestra aura y sentirnos a salvo; sólo así podemos sentir el auténtico «descanso del guerrero» que todos somos. Conexión con los chakras tercero y quinto.

CARNATION

Para viajar en el tiempo (viajes astrales) y poder reconocer y sanar daños «anteriores» que son nuestra debilidad de ahora. Desde aquí también trabajamos los chakras segundo y sexto.

FLOR DE SAKKARA

Conexión directa con el primer chakra, trabajando arriba y abajo al mismo tiempo. Con meditación y la energía de esta esencia, podemos ver los archivos akásicos y sentir claramente que nuestra energía vital es eterna.

Fuente : http://aromasquecuran.es/

También podría interesarte