AUTOAYUDA CONCIENCIA ESPIRITUALIDAD MENTE

Consejos de tres grandes pensadores para vivir positivamente tus emociones

emociones, positivamente, pensadores, sensibilidad, refleciones

Matthieu Ricard, Christophe André y Alexandre Jollien te ofrecen sus perlas de sabiduría.

trois_amis_quete_sagesse_jollien_andre_ricard_v

Tres de los pensadores más aclamados en el mundo por la profundidad de sus ideas y su sensibilidad ofrecen sus reflexiones para mejorar la vida en el libro Tres amigos en busca de la sabiduría (Editorial Urano). Abordan temas universales como el sufrimiento, el ego, el arte de escuchar, la coherencia, el altruismo, la sencillez, el perdón y la libertad. Estos son sus consejos para que aprendas a enriquecer tu vida emocional.

71aec3246b3aebe6d284668935080bda4fa8b41a_1600x1200

Consejos para la realización personal de Matthieu Ricard

1. Aguzar la atención para tomar conciencia de las emociones negativas en el momento mismo que se producen. Es más fácil apagar una chispa que un incendio forestal.

2. Aprender a conocer mejor las emociones. Ejercitarse en distinguir las que contribuyen a nuestro bienestar y al del prójimo, de las que lo destruyen.

3. Una vez que se manifiestan con claridad las consecuencias nefastas de las emociones negativas,familiarizarse con sus antídotos, las emociones positivas.

4. Cultivar las emociones positivas hasta que sean uno con nosotros.

christophe-andre-les-troubles-de-l-estime-de-soi-sont-en-pleine-progression_imagepanoramique500_220

Consejos de Christophe André

5. Amémoslas todas. Todas las emociones son indicadores de nuestras necesidades. Las emociones positivas nos dicen que nuestras necesidades están satisfechas o en vías de satisfacción. Las emociones negativas, que no están satisfechas. Antes de actuar, escuchemos y reflexionemos sobre lo que sucede con nuestras necesidades fundamentales.

6. Cultivemos las emociones agradables. Alimentémoslas más allá de nuestros automatismos o nuestras costumbres. Hay estudios que demuestran que experimentar el doble o el triple de sensaciones agradables que de sensaciones desagradables representa el equilibrio óptimo y realista (no se puede estar siempre de buen humor).

7. No nos desanimemos. Una de las grandes tareas de nuestra vida es trabajar en nuestro equilibrio emocional. Tendremos recaídas regulares, seremos de nuevo víctimas de la ira absurda, la inquietud injustificada o la tristeza exagerada. Hay que asumir desde el principio este recorrido lleno de patinazos. Por esta razón detesto los refranes como «Genio y figura hasta la sepultura», porque dicen que en el fondo nunca se cambia. Estamos en un proceso deaprendizaje; por lot anto, debemos aceptarl as «recaídas». Este camino no tiene atajos. Pero si seguimos andando, al final llegamos.

alexandre-jollien-sans-la-meditation-je-ne-serais-peut-etre-plus-la_imagepanoramique647_286

Consejos de Alexandre Jollien

8. Dejar pasar. El zen nos invita a no considerar la emoción como un enemigo. En este caso, la práctica espiritual consiste en no volver a subir al tren de las emociones perturbadoras, en ver pasar los vagones: «Mira, ahí está la cólera», «Vaya, ese es el miedo». Practicar la no fijación permite atravesar la tormenta sin resultar herido. No pasa nada si la ira, el miedo o la tristeza vienen de visita, siempre que no se instalen en el corazón. En resumen, mil veces al día, dejar pasar.

9. Practicar. Aprender a nadar, flotar y mirar tranquilamente el movimiento de las olas requiere tiempo, mucho tiempo. La paz llega milímetro a milímetro. Por eso es necesario practicar todos los días.

10. Vaciar el templo de nuestra mente. Durante mucho tiempo creí que la felicidad se conquistaba. En la actualidad, creo que se trata más bien de vaciarnos. En lugar de acumular competencias y conocimientos, deshagámonos de todo lo que nos pesa: costumbres, reflejos, miedos o ambiciones. La pepita de la felicidad, de la auténtica alegría, se encuentra debajo de toneladas de barro. Tiremos lo inútil y consideremos los obstáculos de la vida como medios hábiles para conseguirlo.

Fuente: elcorreodelsol.com