SALUD SALUD DEL CUERPO

¿Cuántas horas debes dormir? Sólo hay una manera de saberlo…

dormir, sueño, descanso, salud, hipertension, insomnio

Este tema ha generado mucho interés en los últimos años. Los artículos de prensa, blogs, televisión, libros y sitios web hablan de todos los trastornos del sueño imaginables, y arrojan la sabiduría sobre cómo resolver los problemas de sueño. Muchos cuestionan la cantidad de sueño que una persona realmente necesita.

Durante años, se nos ha dicho que los adultos deben dormir entre siete y nueve horas. Si el sueño de una persona se desvía del rango, se considera que corren un mayor riesgo de hipertensión, ataques al corazón, derrames cerebrales, obesidad, accidentes automovilísticos, e incluso la muerte. La Fundación Nacional del Sueño ha publicado recientemente recomendaciones sobre la cantidad de horas de descanso que las personas deberían tener a distintas edades.

¿Estás durmiendo lo suficiente?

Hay dos cosas que debemos tener en cuenta al leer estas recomendaciones. En primer lugar, una asociación entre un mal resultado (por ejemplo, la muerte) y el exceso de sueño no significa que el dormir en exceso cause la muerte. En segundo lugar, también hay que recordar que tales recomendaciones son para una población de personas, no para una persona en particular.

Cuántas horas debes dormir – Sólo hay una manera de saberlo…

La investigación ha demostrado que la tasa de mortalidad aumenta en las poblaciones que duermen más de 10 horas o menos de seis. Esto podría implicar que, de alguna manera, la cantidad de sueño conduce directamente a la muerte. Es muy concebible, de hecho probable, que las personas que duermen demasiado en un período de 24 horas tengan un trastorno del sueño como la apnea del sueño, y que la condición es la causa de la muerte, no la cantidad de sueño.

Del mismo modo, si las personas duermen mucho menos de seis horas, pueden tener síntomas causantes de la disminución del sueño, tales como dolor severo. Estos síntomas pueden ser causados por el cáncer, insuficiencia cardíaca, o problemas respiratorios del sueño que pueden resultar en un aumento de la tasa de mortalidad.

El tipo de investigación que examina estas asociaciones se lleva a cabo en poblaciones. Las poblaciones se componen de individuos con diferentes ambientes, la genética, los niveles de actividad, las dietas, y las condiciones médicas subyacentes. Por lo tanto, este tipo de investigación se obtiene en un rango que cubre la mayor parte de la población, pero no todos los individuos dentro de una población.

¿Y aquellos que tienen hábitos de sueño diferente?

¿Qué pasa con las personas que duermen muy poco, o que mantienen horarios inusuales: ¿Están siempre arriesgando su salud? La respuesta es no. Meyr Kryger, especialista del sueño relata sobre su práctica:

“Me encontré recientemente a varias personas que habían dormido muy poco y estaban completamente despiertas, alerta, y se sentían bien, sin problemas médicos. Una había dormido tres de las 24 horas. Otro era un trabajador por turnos, que trabajaba por las noches, que dormía de 11 a.m.-1 p.m., y luego otra vez entre 7 y 9 p.m. ¡Solo durmió cuatro de las 24 horas! Se le había referido a mí para ‘mejorar su sueño’, a pesar de que no tenía intención de cambiar su patrones. Sus hábitos de sueño ‘anormales’ habían permanecido igual durante cerca de tres décadas sin ningún tipo de problemas de salud o del estado de ánimo residuales durante ese tiempo.”

Los grandes atletas, actores de teatro, y otros también pueden adoptar patrones de sueño “inusuales”, y terminan durmiendo mucho más que el estándar “recomendado” de siete a nueve horas. Atletas consumados como LeBron James, Roger Federer, y muchos otros duermen mucho; de hecho, algunos atletas a menudo toman una siesta justo antes de un partido de la tarde. Ellos aprecian la ventaja extra en el estado de alerta que el sueño adicional proporciona. También permite que sus cuerpos se recuperen de la actividad extenuante.

Los actores de teatro pueden estar tan acelerados después de una actuación por la noche que no pueden dormir durante varias horas después del show, sin embargo, pueden dormir hasta el mediodía del día siguiente a menos que tengan una actuación matinal.

En conclusión…

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta: “¿Entonces, cuántas horas debes dormir?” Es muy fácil: Es la cantidad que te deje despierto, alerta, en un gran estado de ánimo, y funcionando de la mejor manera.

Y tú, ¿cuánto necesitas dormir? ¿Cómo son tus hábitos de sueño? Compártenos tu comentario.

Fuente: http://elonotero.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies