HABITAT SOCIEDAD

¿Es el momento de dejar tu empleo? 7 puntos para saberlo

empleo, trabajo, trabajador, dejar, jefe, empresa, empleado, sueldo, salario

El epleoes una bendición. Es el medio, además, por el cual sostener nuestra estancia en la Tierra, al menos si no somos de la realeza o vivimos de las rentas o herencias. Sin embargo, el trabajo puede ser el síntoma de muchas enfermedades que se desatan por emociones que no podemos controlar. Y es que convivir con personas no es fácil, más cuando la mayoría lo hacen simplemente por la necesidad de estar esperando un cheque cada semana, quincena o mes. Créeme, el empleo puede ser el infierno en la Tierra. Para muchas personas lo es. Sin embargo, siempre es posible soltar y emprender un nuevo camino, buscar nuevas oportunidades, crear diferentes caminos para generar dinero y sobre todo, ir por lo que nos gusta hacer para tener el privilegio de decir que nuestro trabajo es un pasatiempo.

Es por ello que deseo compartirte estas 7 señales con las cuales sabrás si hora de dejar tu empleo y seguir adelante, publicadas en una ocasión en la página web en español de E Entertainment Television:

1. Ir al empleo te está enfermando físicamente.

Todos tenemos esos días donde no nos queremos levantar de la cama. Sin embargo, si solamente pensar en ir te está afectando físicamente y sientes que te estás enfermando más de la cuenta, es un indicador de que es hora de buscar otra oportunidad. No existe el trabajo perfecto, pero no significa que tienes que quedarte en un trabajo que odias.

2. Sabes más que tu jefe.

Si has tenido en tu puesto por varios años, tal vez te haya cruzado por la mente la idea de que ya sabes más que tu jefe. Pero antes de saltar a conclusiones, evalúa tu aprendizaje y desempeño en la empresa. Es probable que gracias a los cursos y experiencias vividas durante ese período de tiempo hoy estés más calificado para el puesto que ocupa tu superior. Tienes dos opciones, o te quedas en tu actual rol (que seguramente ya no te desafía profesionalmente), o comienzas a buscar algo donde puedas aplicar tus conocimientos.

3. No te pagan lo que vales.

Puedes estar contenta con tu compañía, con tu jefe y tus compañeros de empleo, pero si tu empleador no es capaz de pagar a un salario competitivo, no hay nada de malo con cambiar de trabajo. Las empresas pequeñas no siempre cuentan con suficiente flujo de caja para pagar lo que valen sus empleados. Evalúa el mercado e indaga si tu puesto es bien remunerado en otras empresas similares. De ser así, explora otras alternativas.

4. Tu empresa tiene problemas financieros.

Es posible que hayas desarrollado un sentido de lealtad hacia tu empleadora. Pero si la compañía no está funcionando bien financieramente, o si sientes que puede irse en cualquier momento a la bancarrota, es tiempo de abandonar ese barco, especialmente si no ves posibilidad de conseguir un paquete de indemnización.

5. No hay oportunidad de avanzar.

Si tu objetivo es llegar lejos profesionalmente, necesitas estar en una empresa que te permita escalar posiciones en las filas corporativas, y esta opción no la encuentras en todas las empresas. Así que si te sientes estancada y sin posibilidad de crecer, llegó el momento de decirle adiós a tu actual trabajo.

6. Tu vida personal se está viendo afectada.

Algunos trabajos demandan todo tu tiempo y energía, y está bien dedicar unas horas extras para terminar ese trabajo que exigía más de lo acostumbrado, pero si te estás convirtiendo en un esclavo de tu empleo, deberías explorar otras opciones que te permitan disfrutar de tu vida personal.

7. No estás de acuerdo con las políticas de tu compañía.

Unas empresas son más profesionales, otras más relajadas. Al final del día, está en ti decidir si la cultura de la compañía donde trabajas se ajusta a tus principios y es la adecuada para ti.

Antes que cualquier trabajo ponte primero tú, incluso cuando se trata de dinero. Vinimos a este mundo a disfrutar a buscar la plenitud y ya vivir tiene suficientes situaciones que sortear como para desgastarnos demasiado en una chamba. Quizás tengas dos o tres de las señales anteriores pero si tienes más de 5 o las 7, empieza a moverte, tienes todo para salir adelante y estar en un mejor lugar.

Y recuerda: ¡a sonreír, agradecer y abrazar tu vida!

¡Gracias por existir, compartir y estar!

Christopher Barquero

http://www.huffingtonpost.com/christopher-barquero

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies