ALIMENTACIÓN CUERPO

Dime qué comes y te diré qué tiene “Calditos”

Los alimentos vienen con letra chica y nosotros nos ponemos los anteojos para saber qué es eso que entra en nuestro cuerpo cuando abrimos la boca. Hoy: el caldito de verdura.

COMPOSICION

60% de sal, 5% de verduras. Lo demás son conservantes, colorantes y potenciadores de sabor, como el glutamato monosódico y el inosinato disódico, ambos muy cuestionados.

DE VERDURA PERO.

con grasa bovina hidrogenada, almidón de maíz, primer jugo vacuno. ¿Contradictorio? El proceso de hidrogenación, que sirve para conservar, además convierte esas grasas en trans o saturadas y las vuelve más nocivas para el organismo.

EUREKA

No se sabe si el inventor fue Nicolás Appert o el químico alemán Barón Justus von Liebig. El primero habría pensado este alimento en conserva para abastecer en el frente a las tropas napoleónicas en el siglo XVIII. El segundo no es otro que el inventor del concentrado de carne.

MARCAS

Los principales productores mundiales de cubitos son Unilever y Nestlé. Según Foodnavigator, se trata de la segunda y la tercera empresa en importancia en la producción de alimentos a nivel mundial. El mercado de los calditos está tanto o más concentrado que el de las gaseosas.

RECETA

Con 1 kilo de vegetales variados, 300 g de sal, una copa de vino y hierbas frescas podés hacer tu caldo sin aditivos ni conservantes. Cociná 2 horas sin agregar agua a fuego medio, procesá y volvé a cocinarlos 1 hora. Por la cantidad de sal no se va a congelar en el freezer. Rinde dos cucharadas por litro.

DANGER I

Casi todos los caldos del mercado incluyen potenciadores de sabor como el glutamato monosódico o

E 621. Se trata de un producto semisintético responsable del sabor “umami” y acusado de atacar el sistema nervioso central, de generar adicción y de provocar un malestar bautizado “síndrome del restaurante chino”.

DANGER II

Dixit. “Los cubitos de caldo calzarían en el perfil del menú de un astronauta: es una concentración de un litro en una pastilla de 12 g. Esta es una de las primeras muestras de cocina molecular. Un caldo convertido en polvo en forma de cubo. En Francia se usa sin complejos ni pretensiones”, afirmó el chef venezolano chucho rojas.

REFLEXION

El caldo en cubo, como muchos productos deshidratados, enlatados o en conserva, fue creado para una situación de carencia de alimentos y después readaptado por la industria con la excusa de no perder tiempo. Deberíamos reflexionar, entonces, cada vez que usamos uno de estos productos, en qué estamos usando ese tiempo.

Por Tomás Linch

Comentarios

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies