CONCIENCIA ESPIRITUALIDAD MENTE

Como evolucionar y elevar tu consciencia espiritual trabajando el ego

Cuando una persona empieza a tomar interés en su propia evolución espiritual comienza también a tratar de conocer y entender todo lo que la rodea y es en ese momento que se topa con un concepto llamado “ego”.

Pero, en realidad pocas personas conocen el correcto significado de “ego”, y por lo tanto tampoco saben entenderlo ni trabajarlo. Los expertos en el tema aseguran que es imposible transitar el largo camino espiritual si no se comprende el significado de “ego”, sus trampas y su funcionamiento.

Por lo tanto si lo que se quiere es evolucionar y elevar la consciencia espiritual es imprescindible trabajar el ego para crecer, distinguiendo sus engaños y sobre todo si se está actuando desde el ego o desde el espíritu, única manera de no atravesar sufrimientos innecesarios.

¿Qué es y cómo se forma el ego?

El “ego” es la voz de toda la sociedad que se inserta en la cabeza de cada persona, una voz formada por los progenitores, maestros y medios de comunicación que incluyen la publicidad y otras formas de influencia en la personalidad. Pero también entra en este concepto la voz de la historia que refleja quien es quien para esa sociedad a través de un concepto formado desde siempre.

Encontrarás artículos relacionados en la sección Conciencia

Pero, además de la definición estándar del ego, también es posible afirmar que es aquella voz que tiene el poder de manipular a la persona para que sea como la familia o la sociedad quiere que sea.

¿Cómo trabajar el ego?

Para trabajar con su ego la persona debe saber qué es, cómo se forma e identificar después su propio ego y para quien vive en familia se recomienda identificar también el ego de aquellas personas más cercanas padres, hermanos, etc sin olvidar incluir amigos, compañeros de trabajo y otras personas cercanas que afectan la existencia.

 

Pero el ego también transmite conceptos particulares y específicos pues tiene una opinión sobre cada tema:

Cada persona es en la medida que “tenga” dinero, posesiones, títulos, etc y si no se tienen estas cosas no se es nadie.

  • Se es lo que se hace: Aquello que cada persona hace la da o quita valor, entre más realice y tenga éxito, reconocimiento, dinero más reputación buena tendrá.
  • Hombres y mujeres siempre compiten: Ambos están siempre en bandos diferentes y por ello el “otro” es un mal necesario.
  • La reputación se refleja en las mejores posesiones: Lo que se diga de una persona es para ella muy importante.
  • Actuar como actúa la mayoría: Eso es ser políticamente correcto.
  • A Dios se le teme: Por lo tanto el ego prohíbe trabajar con Dios, solo permite el temor.
  • Adultos exitosos modelan a los niños que no saben nada y por lo tanto es necesario entrenarlos.
  • Mientras haya dinero no es necesario preocuparse.

Todo lo enumerado forma parte de la creación del ego de cada persona pero un día esa persona “despierta” y comprueba que ha estado viviendo una vida extraña y nada lo satisface.

Herramientas para trabajar el ego

cita osho ego Afortunadamente existen herramientas muy útiles para comenzar a trabajar el ego y crecer y para ello lo primero es conocer las propias emociones recurrentes (rabia, decepción, felicidad, emoción) y poner a cada una de ellas nombres y razones para haber surgido, por ej. “Me puse feliz cuando…” o “Sentí decepción porque…”.

Una vez que se conocen las propias emociones será necesario identificar los pensamientos y conocer aquellos más recurrentes, además de las razones para tener interacciones normales con otras personas, añadiendo qué se piensa en lo personal sobre esas otras personas y de uno mismo.

La última herramienta es aquella que permite identificar las reacciones en situaciones tales como cuando alguien opine diferente, cuando se enfrenta un desafío nuevo o cuando algo no sale como se esperaba.

Conocerse a uno mismo ayuda a ser consciente del propio ser, dejar de comportarse de una forma solo dirigida a satisfacer el propio ego y comenzar a ocuparse de la vida de una manera más realista.
Así, será posible tener en claro lo mejor de si mismo y todo lo que aún es necesario transformar ya que el mundo necesita que cada persona desarrolle todo su potencial, se conecte con los otros de una forma real y no utilizarlo como un reflejo de su propia persona.

El fundamento de las enseñanzas de Buddha reside en la compasión y la razón de practicar las enseñanzas es acabar con la persistencia del ego, el enemigo número uno de la compasión.-Dalai Lama.

Fuente: triskelate.com