ESPIRITUALIDAD MENTE

El cordón de plata. La frágil unión cuerpo/alma

El cordón de plata es el enlace energético entre nuestro cuerpo astral y nuestro cuerpo sútil. Muchos son quienes, en sus experiencias cercanas a la muerte o en sus viajes astrales, han afirmado ver este “cable de luz” que los une a sus cuerpos físicos, y que por lo general solo se corta cuando experimentamos la muerte física; puesto que, si se cortara durante un viaje astral, no podríamos regresar a nuestro cuerpo…

Nota: el siguiente texto está hecho en base a un artículo escrito en inglés y publicado en el sitio near-death.com

Los bebés nacen en este mundo con un cordón umbilical que los conecta a la fuente de vida que representa la madre, de la cual se desconectan después del nacimiento. De manera semejante, las personas mueren y entran al mundo de los espíritus con un “cordón semejante al umbilical”, que las conecta a la fuente de vida del cuerpo físico, pero se termina rompiendo después de la muerte.

Muchos son quienes, a partir de experiencias cercanas a la muerte o de incursiones voluntarias en el mundo astral, han afirmado ver aquel cordón que conecta su cuerpo espiritual con su cuerpo físico, el cual, en la terminología de diversas tradiciones, es denominado el “cordón de plata”. Ahora, y si bien es verdad que en el proceso de muerte el cordón de plata se rompe, esto no quiere decir que se rompa en los viajes astrales y las experiencias cercanas a la muerte, ya que de lo contrario la persona moriría, puesto que su espíritu no podría volver a meterse en su cuerpo; siendo que, cuando una experiencia cercana a la muerte deviene en un proceso de muerte, siempre el cordón llega a estirarse más allá del “punto de no retorno”, antes de lo cual el sujeto experimenta visiones simbólicas que expresan la noción de límite, como bien podría ser una cerca, un arroyo, un muro, etcétera.

Las descripciones del cordón de plata lo retratan como muy largo, brillante, de aproximádamente una pulgada de ancho, con varios puntos de anclaje en el cuerpo físico, y con aspecto de “cable elástico de luz”.

El significado religioso del cordón de plata

Sorprendentemente, en el Libro de Eclesiástes se menciona al cordón de plata con un sentido idéntico al que le otorgan las modernas tradiciones esotéricas, cito: ‹‹Acuérdate de tu Creador ahora que aún no se ha roto el cordón de plata ni se ha hecho pedazos la copa de oro; ahora que aún no se ha roto el cántaro a la orilla de la fuente ni se ha hecho pedazos la polea del pozo. Después de eso el polvo volverá a la tierra, como antes fue, y el espíritu volverá a Dios, que es quien lo dio.››

Por su parte, y aclarando la cita de Eclesiástes, en su diario virtual de notas, el Episcopal Daily Lectionaries Online nos dice que: ‹‹La copa de oro suspendida por el cordón de plata es un símbolo de la vida, el chasquido de la cuerda y la rotura del recipiente, un símbolo de la muerte… El lanzador… la polea rota: otro par de metáforas para la vida y su final.››
Experiencias cercanas a la muerte y el cordón de plata

Los siguientes son los puntos de vista sobre el cordón de plata que personas destacadas emitieron a partir de sus experiencias cercanas a la muerte:

El encuentro de Edgar Cayce con el Ángel de la Muerte

Mientras se preparaba para someterse a uno de sus viajes astrales, Edgar Cayce había perdido el conocimiento y tuvo un sueño. Por lo general, habría viajado a través de un túnel hacia la luz. Pero en este caso, se encontró con el Ángel de la Muerte y éste le informó sobre el cordón de plata. En palabras suyas:

‹‹Cuando entré, me di cuenta de que me había puesto en contacto con la muerte como personalidad, como individuo o como un ser. Consciente de esto, le comenté a la muerte: “No eres como habitualmente te retratan, con una máscara o capucha negra, como un esqueleto, o como el Padre Tiempo con una hoz. Sin embargo eres justa, con los pómulos prominentes, robusta, y tienes un par de tijeras”

Para verla tomar forma, tuve que mirarla dos veces a los pies, las extremidades y el cuerpo. El Ángel de la Muerte entonces respondió: “Sí, la muerte no es lo que muchos parecen pensar. No es la cosa horrible que a menudo representan. Es sólo un cambio, sólo una visita. Las tijeras son de hecho los instrumentos más representativos de la vida y la muerte para el hombre. Se unen al dividir, dividen uniéndose. El cordón, contrariamente a como suele pensarse, no se extiende desde el centro, aunque es roto desde la cabeza, desde la frente, en esa suave zona que vemos pulsar en el infante. Por eso observamos que las personas mayores, sin saber eso de sí mismas, adquieren la fuerza de los jóvenes cuando son besadas allí, mientras que los jóvenes adquieren sabiduría al ser besados allí por los mayores. De hecho, las vibraciones pueden ser incrementadas hasta tal punto de reavivar o vuelva a conectar el cordón, así como el Maestro hizo con el hijo de la viuda de Naín. Porque él no lo tomó de la mano, sino que más bien lo acarició en la cabeza, y el cuerpo tomó vida de la Vida en sí misma. Así que ya ves, que el cordón de plata puede ser roto, pero no la vibración…”››

La experiencia del Dr. Dianne Morrissey:

‹‹Vi un largo cordón de plata saliendo de mi cuerpo espiritual, a través del lado derecho de la ropa que llevaba. El cordón se extendía hacia abajo y hacia afuera delante de mí, y cuando me di la vuelta, vi que el cordón de plata me envolvía alrededor y por detrás, como un cordón umbilical. Lo seguí a través de las dos paredes del pasillo, hasta mi guarida, donde vi que se unía a la parte de atrás de la cabeza de mi cuerpo físico (…). Tan pronto como vi que el cordón de plata se unía a mi cuerpo físico, mi espíritu se metió en un túnel oscuro ››

Investigación sobre las ECM de Dr. PMH Atwater:

En su libro Más allá de la luz, Atwater incluye la casi muerte de Alice MorrisonMays, la cual es descrita por Alice en estos términos: ‹‹Casi al instante sentí el reingreso en mi cuerpo a través del cordón de plata, por la parte superior de mi cabeza. Fue algo parecido a un golpe físico. Tan pronto como entré, escuché a alguien cerca de mí decir: “Oh, la tenemos de vuelta. Me dijeron después que me habían quitado dos pedazos de placenta tan grandes como dos melones.››

La experiencia extra corpórea de Susan Blackmore:

Susan Blackmore, ex parapsicóloga con fuertes tendencias escépticas, es considerada una de las principales autoridades del mundo sobre experiencias fuera del cuerpo y experiencias cercanas a la muerte. Ella misma tuvo una experiencia extracorpórea mientras asistía a la Universidad de Oxford en la década de 1970. Según admitió ella misma, pasó gran parte del tiempo “empedrada, experimentando con diferentes drogas.”

Durante su primer año en Oxford, tuvo una experiencia extracorpórea tras jugar varias horas a la ouija mientras consumía marihuana… La experiencia también se produjo durante un período de su vida en que la privación del sueño fue algo muy común. Ella habló de estar en “un estado bastante peculiar de la mente” cuando tuvo su experiencia extracorpórea.

Durante su experiencia extracorpórea, Blackmore cuenta que se fue por un túnel rodeado de árboles hacia una luz, pero antes flotó sobre el techo y observó su cuerpo abajo, viendo que un cordón de plata conectaba su cuerpo astral flotante a su cuerpo físico. Volando y después de haber dejado Oxford, dice que llegó hasta Nueva York y que finalmente volvió a su habitación, teniendo la sensación de ser muy pequeña primero y después la de ser demasiado grande, tanto “como el universo”, cosa que lógicamente no expresaba un aumento proporcional de su cuerpo astral, sino una percepción subjetiva de su conciencia posibilitada por la descorporización.

Investigación de ECM (experiencia cercana a la muerte) del Dr. Sam Parnia:

Un paciente del doctor Parnia tenía 2 años cuando tuvo un ataque y su corazón se detuvo. Sus padres contactaron al Dr. Parnia después de que el niño hizo un dibujo de sí mismo como si estuviese fuera de su cuerpo mirando hacia abajo, viéndose a sí mismo.
Se dibujó como si tuviese un globo adherido a él. Cuando le preguntaron lo que el globo significaba él respondió: “Cuando uno muere, ve una luz brillante y está conectado a un cable.”

EEC (Experiencia extracorpórea) de Sylvan Muldoon durante su infancia:

La primera proyección astral consciente de Sylvan Muldoon se produjo cuando tenía 12 años. Se despertó en medio de la noche para encontrarse a sí misma consciente, pero sin saber dónde estaba, y aparentemente incapaz de moverse, una condición que más tarde llamó “catalepsia astral”.

Poco a poco la sensación de flotar comenzó a surgir, después una rápida vibración de arriba a abajo y una tremenda presión en la parte posterior de la cabeza. Junto a esto, poco a poco su audición comenzó a regresar y también su vista, por lo que podía ver que estaba flotando en la habitación, encima de su cama.

Una fuerza se apoderó de él y lo hizo pasar de posición horizontal a vertical. Vio a su doble físico tranquilamente dormido en la cama, y un tipo de cable elástico que se extendía entre su cuerpo espiritual y su cuerpo físico, uniéndose a la parte posterior de la cabeza de su cuerpo espiritual, y al entrecejo de su cuerpo físico.

Balanceándose y tirando contra el cordón, Muldoon intentó caminar a otra habitación para despertar a alguien, pero se encontró con que pasó a través de la puerta, y a través de los cuerpos de los que dormían, incluso cuando trató de sacudirlos o agarrarlos. Asustado, vagó por la casa casi quince minutos, y después, poco a poco, la sensación de que el cordón tiraba de él fue aumentando, hasta que se encontró arrastrado de nuevo a su cuerpo, al cual cayó tras sentir vibraciones similares a las de los momentos en que salía del mismo.

ECM de Caroline Graham:

Cuenta ella con sus propias palabras: ‹‹De repente estaba flotando encima de mi cuerpo, con un extraño cable que me unía a aquel. Había leído sobre eso, así que sabía que era normal que empezara a flotar después de la práctica, sobre todo alrededor de mi sótano… Así que me subí a ver si alguien estaba allí, y me encontré a mi hermana en la cocina, me toqué la cara y ella me miró directamente a los ojos. Pensé por un momento que me había visto, pero mientras ella caminó a través de mí y subió el termostato. ¡Ahí fue cuando me di cuenta de que mi cable no estaba! Ni siquiera un resquicio de éste quedaba. Así que pensé en volver a reconectar con mi cuerpo, pero no pasó nada. Sabía a ciencia cierta que estaba atrapada. Ida. Nadie sabría lo que me pasó. Volví a bajar al sótano para ver lo que me pareció ver desde afuera. Allí estaba. El hombre más hermoso que jamás había visto. Hizo un gesto para que me acercara a él, y así lo hice. Me dijo que flotara encima de mi cuerpo y que él me ayudaría. Me quedé allí y de repente sentí como si estuviera siendo arrastrada hacia abajo a mi cuerpo. Antes de que pudiera agradecerle me desperté… Supe que había conocido a un ángel.››

Opinión de la Divine Inspiration sobre las EEC en base a investigaciones:

Según las palabras de la propia institución investigadora: ‹‹Un niño se despertó y salió de la cama durante la noche. Mientras caminaba por un pasillo se dio cuenta de que algo andaba mal. Al darse la vuelta y mirar hacia el camino por donde había venido, vio lo que parecía ser una fina cuerda de luz que lo llevaba de vuelta a su habitación. Naturalmente preocupado, siguió la cuerda de luz hasta su habitación sólo para descubrir que todavía estaba dormido en su cama. Él no tenía ningún recuerdo de cómo regresó a su cuerpo físico. Lo anterior es un ejemplo típico de una experiencia fuera del cuerpo durante el sueño, que nos pasa a todos. El único aspecto inusual de este caso es que el muchacho se despertó mientras él estaba de viaje astral, y entonces se alarmó.››

ECM de Debbie Pérez:

Según sus palabras: ‹‹El cordón de plata nos protege de muchas maneras. En el momento de una muerte violenta, como un accidente automovilístico grave, el cordón de plata se corta antes del impacto, por lo que la persona no va a sentir ningún dolor. Eso me trajo un montón de consuelo para mí, el saber que mi hijo no sintió dolor en el momento de su muerte. Durante el proceso de la muerte, el cable se va haciendo más delgado hasta que finalmente se rompe y el alma se libera.››

EEC de la Sra. Walter:

En palabras suyas: ‹‹Cuando tuve a mi primer hijo, tuve la experiencia de estar fuera de mi cuerpo, y que a éste me unía una gruesa cuerda››

ECM de Joni Maggie:

En palabras suyas: ‹‹Fue, literalmente, tan brillante que no podía sostener la mirada, así que me rechazaron, y en ese momento me di cuenta de un cordón de plata, que se adjuntaba en la zona del ombligo hacia abajo, abajo, en una persona que vi tirada en mi cama. ¡Era yo!››.

Lugares donde se conecta el cordón de plata

Durante las EEC y las ECM, los sujetos a menudo han informado sobre la visión de su cordón de plata, unido a los siguientes lugares en su cuerpo físico, según estos testimonios:

En la frente

Edgar Cayce:
‹‹El cordón, contrariamente a como suele pensarse, no se extiende desde el centro, pero se corta en la cabeza, en la frente››

Sylvan Muldoon:
Vio a su doble tumbado, tranquilamente dormido en la cama, y entre ambos se extendía un cable de tipo elástico, que se unía a la parte posterior de la cabeza de su yo consciente, a un punto entre los ojos del cuerpo que yacía en cama a seis pies de distancia

En la parte posterior de la cabeza:

Dr. Dianne Morrissey:
‹‹Yo seguí el cordón a través de las dos paredes de los pasillos; hasta mi guarida, donde lo vi en la parte posterior de la cabeza de mi cuerpo físico.››

En la parte superior de la cabeza

Alice Morrison-May:
‹‹Casi al instante sentí el reingreso en el cuerpo a través del cordón de plata en la parte superior de mi cabeza››

En el pecho:

Alfred Ballabene:
‹‹Fuera del cuerpo, a una distancia de aproximadamente 1 metro o 1,5 m, me di la vuelta, de cara a mi cuerpo físico. Como es habitual en una distancia corta con respecto al cuerpo, estaba sin percepción visual y en una oscuridad absoluta… Sintiendo un toque en mi pecho, sali fuera de éste y sentí algo con superficie lisa, como un cono, de 15 a 20cm de diámetro en la base, cada vez más pequeño hasta llegar a un diámetro de alrededor de 5 cm en una distancia de unos 30 cm con respecto al cuerpo. En este punto con diámetro de 5 cm, se transformaba en una cuerda que llevaba en dirección al cuerpo físico. En el resto del trance de salida de la EEC, no le presté atención a la cadena de plata, pero a cierta distancia de aproximadamente 50 metros, sentí un tirón y entonces me detuve como si estuviese atado y fijado en mi trasero. Al instante regresé al cuerpo físico. Esto me sucedió muchas veces y redujo mis expediciones de corta duración. Me frustra.››

En el abdomen:

Joni Maggi:
‹‹En ese momento me di cuenta de un cordón de plata, unido en torno a la zona del ombligo hacia abajo››

Lugares por donde el Espíritu vuelve a entrar en el cuerpo

Muchos de quienes experimentaron ECM o EEC, refirieron sitios concretos para el ingreso o salida de sus cuerpos físicos.

Por la parte superior de su cabeza

Jayne Smith:
‹‹En ese momento sentí que dejaba mi cuerpo. Había un silbido. Ocurrió a través de la parte superior de mi cabeza… Podía sentirlo y escucharlo. Era sólo un zumbido suave. En ese momento me pareció verme a mí mismo, de pie y rodeado por una especie de niebla gris. Entonces supe que había muerto››

Arthur Yensen:
‹‹Me sentí como si estuviese perdiendo mi cuerpo. Mientras creyera que yo era mi cuerpo, yo instintivamente sabía que moriría si me separaba de él. Mi alma y mi cuerpo continuaron separándose hasta que yo sentí un corto y agudo dolor en mi corazón, que era como si algo se hubiese desprendido. Después, lenta y suavemente, salí por la parte superior de mi cabeza.››

Pam Reynolds:
‹‹La siguiente cosa que recuerdo era el sonido: era una “D” natural. Al escuchar el sonido, sentí que me estaba tirando por la parte superior de mi cabeza. Cuanto más lejos de mi cuerpo estaba, más claro se volvía el tono. Tuve la impresión de que era un camino, una frecuencia a través de la cual se iba… Recuerdo haber visto varias cosas en el quirófano cuando me estaba mirando hacia abajo››

MaryJane:
‹‹Estuve despierto toda la noche usando drogas. Tuve una sobredosis y experimenté convulsiones. Justo antes de que me golpeara, fui tirada por la parte superior de mi cabeza y me entretuve unos momentos mientras todo el mundo se asustó. Después yo estaba en un oscuro túnel que parecía adoquinado y húmedo. Yo era una esfera iluminando todo a mí alrededor.››

A través del pecho

Betty Eadie:
‹‹Oí un zumbido suave en mi cabeza y seguí hundiéndome hasta que sentí que mi cuerpo perdía la vida y lo dejaba. Entonces sentí una oleada de energía. Era casi como si sintiera un “pop” o una liberación dentro de mí…. y mi espíritu fue súbitamente jalado a través de mi pecho y atraído hacia arriba, como si hubiese un imán gigante. Mi primera impresión fue que era libre. No había nada antinatural en la experiencia.››

Margaret Birkin:
‹‹Cierta noche, tuve una experiencia de lo más increíble. Sentía como si cada nervio de mi cuerpo estuviese lleno de energía. Esto fue acompañado por la más maravillosa sensación de gozo. Mientras ese sentimiento me envolvía, me encontré saliendo de mi cuerpo. Me encontré a mí misma en la zona de mi pecho, mirando a lo que sabía que era mi chakra coronario. Pude ver una luz delante de mí. De repente me asusté al moverme. Realmente pensé que me estaba muriendo, y durante unos segundos luché contra la sensación. Estaba describiéndole a Pedro lo que estaba pasando. Todavía estaba físicamente en el lugar en el cuerpo, pero mi alma, espíritu, o como quieras llamarlo, ya no estaba allí. Estaba dentro de mi propia cavidad torácica››

Michael:
‹‹Y entonces algo salió de mi pecho. Es difícil describir exactamente lo que era o lo que se sentía, pero era una presencia real, un sentimiento definido. Quizás, términos como “fuerza vital” o “energía” se le acercan cuando se intenta describir lo que era; pero, como sea, parecía contener mi personalidad. Una vez más es muy difícil de describir, excepto que era una sensación real de algo inmaterial dejando mi cuerpo físico. Esta “fuerza”, a falta de una palabra mejor, se posicionó después en la esquina del techo del baño (el baño estaba a oscuras), y me quedé mirando a mi cuerpo inmóvil, delgado, frágil y aparentemente sin vida››

A través del abdomen

Donna Gotti:
La enfermera gritó: “¡la estamos perdiendo!”, y tras un sonido de distensión fui impulsada hacia arriba. Mientras más me iba alejando, más brillante se volvía la luz. Dos querubines aparecieron, uno a cada lado de mí… y poco a poco nos dejamos ir hacia la esquina del techo. Nos comunicamos a través de la telepatía mental, que es más rápida y más eficiente que las meras palabras. Me dijeron que eran Ángeles de Escolta y que habían venido para llevarme a casa. Pero antes de que pudiéramos ir, tuve que ver el cuerpo que estaba dejando atrás. Ella tenía veinticinco años de edad y estaba en perfecto estado de salud, excepto por la pérdida de sangre y su espíritu. Fue entonces cuando determiné que la situación no era lo suficientemente grave, y en menos de un instante volví a entrar en mi cuerpo físico a través del ombligo.

Lynn Russell:
Yo estaba intensamente consciente de un átomo en mi mente. Visualizaba el átomo con los electrones girando alrededor del núcleo, como si tuvieran conciencia y supiesen exactamente lo que debían hacer… De repente, mi visión cambió. Ahora estaba viendo nuestro sistema solar con el sol en el centro y los planetas girando a su alrededor… Las visiones continuaron expandiéndose hasta que me sentí como si estuviera viendo el macro y el micro universo a la vez… Era tan fuerte, me golpeó en el centro de mis entrañas. “Tu ser está estrechamente conectado al funcionamiento del universo”… Yo sé que, respecto al universo, soy más pequeño que un grano de polvo. Entonces, ¿cómo podría mi ser tener algo que ver con el funcionamiento del universo?… Es a través de nuestra conexión con esta Unidad como cada uno de nosotros juega un papel importante en el funcionamiento del universo… Posteriormente sentí como si tuviera un cordón umbilical en el estómago, conectándome a la presencia. Fue entonces cuando escuché las palabras actuales. Las palabras estaban fuera de mí y parecían venir de la derecha. La voz dijo: “Esto es de donde vienes, y aquí es donde has de volver”

A través de los pies

Jack Foreman:
Él podía ver todo su cuerpo entero abajo. Un médico estaba aplicando palas eléctricas en su pecho, golpeándolo con ellas y gritando “¡tú, hijo de puta, respira!”. Ellos introdujeron agujas en sus pulmones para extraer líquido e inyectarle adrenalina directamente al corazón. Entonces Foreman vio toda su vida pasar en segundos: se vio estando en el vientre materno, en la ceremonia de su bautizo, en un incidente vergonzoso en que se ensució los pantalones de niño… Después oyó un ruido fuerte y le pareció ir a toda velocidad por un túnel oscuro con una luz de insoportable brillo al final. Esta luz tomó forma humana y le dijo que debía volver. Entonces experimentó el viaje en el túnel a la inversa, y tuvo la sensación de reingresar a su cuerpo dolorosamente a través de los pies. Los médicos estaban conmocionados.

El cordón de plata, los chakras y los reinos espirituales

Existe una correlación entre lo siguiente:

• La ubicación de los centros espirituales (chakras) dentro del cuerpo

• La ubicación, en el cuerpo, de los puntos a través de los cuales las personas regresan del mundo astral o salen al mundo astral durante las EEC o las ECM.

• El punto del cuerpo al que se conecta el cordón de plata

• La ubicación de un reino de vida ultraterrena

Las investigaciones sobre ECM muestran que las glándulas endocrinas del cuerpo humano tienen correspondencias con centros espirituales ubicados a lo largo del cuerpo, astrológicamente vinculados a determinados reinos ultraterrenos por mediación del cordón de plata. Este sistema es nuestra conexión física, mental y espiritual con los reinos del más allá.

Según Edgar Cayce, el misticismo oriental y los estudios de ECM, el cuerpo humano es un receptor de la energía cósmica (como una radio) para quienes son capaces de conectar con los reinos espirituales de la vida futura. Este aspecto receptor del cuerpo humano se compone de un sistema de glándulas endocrinas dentro de nuestro cuerpo, que son los puntos de contacto con un sistema de centros de energía espiritual (los chakras) propios del cuerpo astral o “cuerpo sutil”. Y es ese cuerpo, interpretable como el alma, el vehículo a través del cual se tienen ECM, EEC y sueños lúcidos. Según Cayce y Mellen-Thomas Benedict, nuestro sistema solar guarda cierta analogía estructural con nuestro cuerpo sutil, en virtud de la cual, al menos en gran parte, son posibles las influencias astrológicas. Ahora, y como es de imaginar, el cordón de plata recorre los centros de energía del sistema espiritual/glandular; o, en otras palabras, atraviesa los siete chakras. Pero resulta que cada persona, al momento de su muerte, posee una vibración espiritual vinculada a uno de los siete chakras, y por ende a uno de los siete reinos espirituales vinculados a los siete chakras, de modo que es allí donde estará cuando se corte su cordón de plata.

FUENTES: http://www.near-death.com/experiences/research12.html

http://www.pasarmiedo.com