EDUCACION SALUD

El experimento de László Polgár de cómo crear tres genios.

genios, ajedrez, mente, educación

Creando Genios

László Polgár estuvo siempre obsesionado con los genios. Se pasó la mayor parte de su vida estudiándolos hasta que llegó a una conclusión fascinante tras estudiar la biografía de cientos de intelectuales, que todos tenían algo en común. La especialización a una muy temprana edad. László opinaba que el sistema escolar público sólo servía para producir mentes mediocres. En cambio, creía que podría convertir cualquier niño sano en genio.

Su experimento

La historia de Judit Polgár, y de sus dos hermanas Sofía y Susana -también ajedrecistas-, es la de un experimento pedagógico. Sus padres decidieron no enviarlas al colegio y proporcionales una educación por su propia cuenta. Esto le trajo a la familia Polgár algún que otro problema con las autoridades, y en una ocasión, la policía llegó a presentarse en su casa para tratar de obligar a Sofía -la mayor- a asistir a clase.

La tesis defendida por su padre, László Polgár, es la de que “un genio no nace, sino que se hace”, y el campo elegido para demostrar esta afirmación fue el ajedrez. Se escogió el ajedrez porque según Polgár “era un arte, una ciencia y una competición por lo que los resultados se podrían medir. László tenía la convicción de que con la formación adecuada, sus hijas podrían llegar a competir con los mejores jugadores del otro sexo. Y el éxito salta a la vista.

Pero László aún quería llevar a cabo una segunda fase en su experimento: adoptar varios hijos y, educándoles con el mismo método, conseguir que éstos alcanzaran los mismos logros. De esa forma probaría que el éxito y la inteligencia es puramente una cuestión de educación, sin que la genética o el sexo tengan apenas nada que ver en ello. Lamentablemente, no pudo llevarlo a cabo: “Sucedió que con tres hijas ya era suficiente para ellos, y las circunstancias no les permitirían asumir la responsabilidad de adoptar tres más”- explica Judit. -“Ya no tenían la edad adecuada, y con tres hijas con una carrera como la nuestra sería imposible dedicarles la atención necesaria”.

Tres campeonas

Las tres pequeñas ajedrecistas se hicieron inmediatamente famosas tras sus primeros éxitos: en su país, las consideraban un auténtico

fenómeno. La mayor de ellas, Susana, llegaría a ser Campeona del Mundo en categoría femenina. Pero ha sido la menor, Judit, quien ha alcanzado mayor fama. En parte, por su negativa a disputar torneos exclusivamente femeninos, al considerar absurda la existencia de las categorías por sexo en el ajedrez.

 

genios, ajedrez, mente, educación

 “Las mujeres juegan peor al ajedrez simplemente por una cuestión cultural, no hay otras razones que justifiquen esta inferioridad”, argumenta la húngara. Su valiente actitud, respaldada por sus buenos resultados, la convirtió en todo un símbolo del feminismo a principios de los años noventa. Pero Judit le quita importancia al hecho de ser una de las pocas mujeres que ha triunfado en este deporte:

“[El que no haya más chicas] es un problema cultural, porque se suele orientar a los niños hacia diferentes actividades según su sexo; es normal regalar a los niños un coche y a las niñas una muñeca. En ocasiones son los padres los que desvían a las niñas del ajedrez, por considerarlo una actividad competitiva, a pesar de que a muchas les guste”

Parecida es la opinión de Kasparov: “Durante miles de años, en la mayoría de culturas, las mujeres se han visto relegadas a un papel pasivo. No se puede cambiar una sociedad de la noche al día y es por eso que en algunas cosas concretas, a las mujeres aún les cuesta un poco adaptarse a un ambiente fuertemente competitivo”. Pero lo cierto es que el ruso ya ha mordido el polvo ante la pequeña de las Polgar. “Fue como tocar el cielo”, dice Judit al respecto de esa deseada victoria.

SU MASCOTA:

A Judit, casada con un veterinario, siempre le habían gustado los animales. Pero desde hace varios meses, aloja en su casa a una mascota muy especial. Se trata de uno de los pacientes de su marido en el zoo de Budapest: un cachorro de león, que necesitaba algunos cuidados extra.

AFICIONES:

“Soy tranquila. Generalmente, no me gusta salir de noche, ni ir a bares o discotecas. Prefiero ir al cine o al teatro”, confiesa Judit. Pero su principal afición es ir de compras, generalmente con su madre, que le acompaña en casi todos los viajes. Su casa está repleta de souvenirs de lugares como África, Indonesia, China, Suecia o España -donde ha estado en muchas ocasiones.

ANÉCDOTAS:

El ser la única chica entre tanto hombre ha provocado alguna que otra situación curiosa: “Fue divertido cuando, hace unos años, me encontré en el torneo de Linares a Garry Kasparov en el lavabo de señoras” -recuerda entre risas-. “Resulta que como no suele haber mujeres en los torneos de élite, él utilizaba uno u otro servicio indistintamente”.

Otros deportes: El ajedrez no es el único deporte en el que mujeres compiten contra hombres. En el año 2002, la alemana Jutta Leinschmidt hizo historia al dejar ‘tirados’ en el desierto africano a todos los hombres y lograr el triunfo en el Dakar. Otra alemana, Katja Poensgen, se ‘coló’ también en el Mundial de motos con una de 250 c.c. En hípica, la modalidad de ‘doma clásica’ enfrenta a jinetes con amazonas. En los deportes de vela, en tres clases (tornado, 49er y star) se permiten tripulaciones mixtas, y algunas (láser y finn) oponen a hombres contra mujeres. Por otra parte, varias modalidades de tiro eran mixtas hasta 1992, año en que volvieron a disociarse.

Resultados del experimento

La familia Polgar tuvo tres hijas, la primera Susan con sólo 4 años ya creaba sus propios problemas de ajedrez algunos de los cuales se usan en la actualidad en las escuelas y con 15 años ya era la mejor jugadora de ajedrez del mundo según la clasificación ELO y en los siguientes 22 años nunca bajó del tercer puesto. La segunda hija de los Polgár Zsófia, con 14 años, asombró al mundo del ajedrez con su resultados Roma, que son conocidos como “el saqueo de Roma”. Gano el torneo obteniendo una puntuación de 8.5/9 (es decir todas las partidas ganadas menos una que empató). Todavía en el 2006, este es el mejor resultado obtenido por una mujer en un torneo, y uno de los mejores , sin importar el sexo. Estos resultados entusiasmaron a László pero no saciaron su sed él quería una campeona del mundo y nació Judith: La gran diferencia entre Judith y sus hermanas son sus logros, Judith no es la mejor, la primera, etc. Ella es simplemente el mejor. Citado la wikipedia:genios, ajedrez, mente, educación

“Es considerada uno de los mejores jugadores de ajedrez de la historia. Recibió el título de Gran Maestro Internacional. En abril del 2006 era la número 14 del mundo según la lista de la FIDE (que incluye hombres y mujeres) con una puntuación Elo de 2711…”

Polgár ha vencido a la mayoría de los mejores jugadores del mundo incluyendo: Veselin Topalov, y a Garry Kasparov (link a la partida, si te gusta el ajedrez o simplemente quieres ver los movimientos en la partida de estos dos genios dale al link, es curioso ver como no dudan en perder fichas “tontamente” o directamente matarse las reinas a pocos movimientos de empezar la partida… como si no importasen!). Ella logró el título de gran maestro en 1991 con 15 años convierténdose en la persona más joven en lograrlo desbancado a Robert James “Bobby” Fischer.

Fuente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies