musica, relajar, estres

La música dice de ti, más de lo que imaginas

Juzgaste alguna vez a alguien por el tipo de música que escucha? La música te dice mucho sobre la personalidad de alguien.

Los investigadores han estudiado mucho sobre el poder de la música. Resulta que la música afecta a tu comportamiento, y mucho más de lo que parece.

Los estudios demuestran que la música puede conducir a beber más, gastar más, ser amable o incluso a actuar sin ética.

No, ni el rock ni el heavy metal inducen a la gente a cometer suicidio, pero es posible que la música country sí:

Los resultados de un análisis de regresión múltiple de las 49 áreas metropolitanas muestran que cuanto mayor es el tiempo de emisión dedicado a la música country, mayor es la tasa de suicidios entre las personas blancas.

La música es tan poderosa que incluso es posible llegar a ser un adicto a la música.

Pero ¿realmente podemos utilizar la investigación científica sobre la música para mejorar nuestras vidas? SÍ. Y estas son las posibilidades.

Te ayuda a relajarte.

Sí, muchas investigaciones han demostrado que la música es relajante.

Lo sé, lo sé, obvio, ¿verdad? Pero es más difícil averiguar qué tipo de música ayuda a la gente a relajarse mejor: pop, jazz, música clásica…

Esto es lo que aparece en un libro de Richard Wiseman titulado “59 segundos“:

Unos registros sobre la presión arterial revelaron que escuchar música pop o jazz tenía el mismo efecto restaurador que un silencio total. De igual manera, los que escucharon Pachelbel y Vivaldi se relajaron mucho más rápidamente, por lo que su presión arterial bajó de nuevo a niveles normales en mucho menos tiempo.

Reduce tu ansiedad en un 65% con esta canción

Escuchar música cuando se está enfadado, mejora el rendimiento.

Solemos pensar en la ira como algo que es universalmente malo. Pero esta emoción tiene también algunos usos positivos.

La ira focaliza tu atención en las recompensas, aumenta la persistencia, nos hace sentir que tenemos el control y somos más optimistas sobre el logro de nuestros objetivos.

Unos sujetos de prueba escucharon música cuando estaban enojados y a la vez jugaban un videojuego. Tuvieron las puntuaciones más altas.

Reduce el dolor.

Cuando el ibuprofeno no te quita el dolor, podría ser el momento de darle al play a tu canción favorita.

La investigación ha demostrado que puede reducir el dolor:

Escuchar tu música preferida para aumentar significativamente la tolerancia y el control sobre el estímulo doloroso. También ayuda a reducir la ansiedad en comparación tanto con la distracción visual y las condiciones de silencio.

Te puede ayudar en tu entrenamiento físico.

Escuchar tu música favorita puede mejorar tu rendimiento en el entrenamiento. Esto es algo comúnmente conocido. La música te ayuda a hacer más soportable el esfuerzo físico.

Puede salvar una vida.

¿Sabes la forma correcta de hacer las compresiones torácicas en las técnicas de reanimación pulmonar? Resulta que el control del tiempo es fundamental.

Y ¿cómo te puedes acordar del tiempo durante una emergencia? Cantando “Stayin’ Alive” de los Bee Gees. Sí, lo digo en serio.

El Dr. John Hafner, de la Universidad de Illinois, tenía 15 médicos y estudiantes de medicina realizando el procedimiento de compresión en maniquíes mientras escuchaban el clásico de los Bee Gees “Stayin’ Alive”.

Como informó Hafner en el Diario de Medicina de Emergencia, su tasa de compresión media fue un excelente: un 109.1.

Cinco semanas más tarde, repitieron el ejercicio mientras se cantaban la canción a sí mismos con “ayuda de la memoria musical”. Su tasa media aumentó a 113,2. Los profesionales médicos informaron que esta especie de “metrónomo mental” mejoró tanto “su capacidad técnica como la confianza en el suministro de RCP”.

Puede mejorar tu trabajo, a veces.

¿Escuchar música en la oficina te hace trabajar mejor o simplemente te distrae? Es un tema muy debatido y la respuesta no es blanco o negro.

En su mayor parte, parece que la música disminuye el rendimiento laboral. Sin embargo, también es verdad que hace que tu estancia en el trabajo sea más llevadera.

Una investigación examinó el efecto que la música de fondo tenía sobre la lectura en comparación con la ausencia de música.

Las conclusiones indican que la música de fondo perturba el proceso de lectura y tiene algunos pequeños efectos perjudiciales sobre la memoria. Sin embargo, también tiene un impacto positivo en las reacciones emocionales. Un poco de música puede hacerte más creativo.

De igual manera, si tienes TDAH, el ruido ayuda te ayudará a concentrarte.

El ruido ejerció un efecto positivo en el rendimiento cognitivo de un grupo de niños con TDAH y deterioró el rendimiento para el grupo control. Esto indica que los sujetos con TDAH necesitan más ruido que los controles para un rendimiento cognitivo óptimo.

Usarla para ser más inteligente.

Hay un montón de investigaciones que nos dicen que la música mejora el coeficiente intelectual.

Incluso hay investigaciones que afinan más y dicen que escuchar música clásica podría aumentar la capacidad intelectual.

Te puede hacer mejor persona.

¿Necesitas ablandar el corazón de alguien? ¿Tal vez incluso el tuyo propio? Escuchar música puede hacerte más compasivo.

Venezuela impartió clases de música obligatorias. ¿Que pasó? La delincuencia bajó y descendió el abandono escolar.
La música no sólo dice mucho de ti, también ofrece una gran variedad de maneras fáciles de hacer que tu vida sea mejor:

  1.  La música puede ayudar a relajarse.
  2.  Escuchar música cuando estás enojado mejora tu rendimiento.
  3.  La música reduce el dolor.
  4.  La música puede hacer que tu entrenamiento sea mejor.
  5.  La música te puede ayudar a encontrar el amor.
  6.  La música puede salvar una vida.
  7.  La música puede mejorar tu trabajo, a veces.
  8.  La música puede hacerte más inteligente.
  9.  La música puede hacerte una mejor persona.

Lo más importante: la música nos hace sentir bien.

Fuente: recursosdeautoayuda.com

También podría interesarte