OTROS TEMAS

Cómo detectar si alguien es mentiroso, analizando su letra

letra, grafologia

Son muchas las empresas que solicitan, además del Currículum Vitae, una carta manuscrita de presentación a los candidatos que se ofrecen para un puesto de trabajo. ¿Por qué, en la época de la tecnología y las computadoras, piden algo tan tradicional y, aparentemente, antiguo? Porque la letra es una prueba irrefutable de la personalidad, aún en tiempos del correo electrónico, Internet y el celular. Así, la Grafología no sólo es una técnica esotérica, sino una disciplina científica que ofrece resultados; si así no fuera, las empresas no la utilizarían.

El objetivo de esta nota –desenmascarar mentirosos gracias a las huellas de su letra-, le propone tres situaciones modelo, a las que puede agregar otras:

¿Está preparando un proyecto en común con una persona que no conoce mucho, y duda sobre su honestidad?
¿Recibió una carta romántica y quiere saber si le convendrá darle una oportunidad a su admirador/a?
¿Acaba de firmar un contrato con un sujeto y le gustaría tener en cuenta posibles riesgos?

Si usted está frente a alguna de estas situaciones o de otras similares, lo mejor que puede hacer es leer y aprender estos ítems básicos grafológicos anti-mentiras, que se pueden verificar en la letra de un texto común y, también, en la firma de la persona sospechada.

LA ESTRUCTURA DE LA LETRA

Dimensión, forma e inclinación son las tres categorías preliminares que se deben observar en una letra. Aunque ninguna da cuenta por sí misma de la capacidad de mentir de la persona analizada, sirven para conocer algunos rasgos generales que lo guiarán.

Preste atención a la zona inferior de la letra, la que va por debajo del renglón y que se realiza en ciertas letras, como: G, J, P, Q e Y. Los trazos descendentes se denominan “aspas” y, si éstas son desproporcionadamente largas con respecto al cuerpo, está indicando un excesivo sentido práctico y materialismo. Por supuesto, esto no alcanza para decir que una persona es mentirosa, pero sí habla de un afán de ganancias excesivo, lo que puede derivar, sin mucha complicación, en una posible traición.

Un trazo de escritura muy complicado, recargado, que abunda en trazos floridos y es excesivamente barroco, es un signo rotundo de disimulo y engaño, aunque puede obedecer también a una excesiva imaginación e irracionalidad. En cualquiera de los dos casos, a pesar de que no exista mala intención, no resulta un aspecto positivo.
Letras muy inclinadas hacia la derecha, este dato no es negativo en sí mismo, sino que, de hallarse presente, acentúa las características negativas citadas anteriormente; por eso hay que fijarse en él.

EL ANÁLISIS DE LOS SENTIMIENTOS

Considerando los rasgos enumerados a continuación, usted podrá tener una idea sobre qué tipo de emociones guían la conducta de la persona que le interesa analizar, independientemente de la relación que usted quiera establecer con ella.

Para este análisis, se han seleccionado solamente aquellos rasgos de escritura que corresponden a una personalidad mentirosa en sus diversas formas: engaño, fraude, estafa, delirio de grandeza, etcétera. Recuerde que la acumulación de uno o más rasgos negativos es, sin lugar a dudas, mucho más negativo que la presencia de un solo rasgo aislado.

Éstas son las características más importantes que se deben observar:

Ganchos en los trazos ascendentes (como los palos de la D o la B, por ejemplo) y en las terminaciones de palabras: indica afán de acumular pertenencias de los demás, por robo, persuasión y manipulación de los sentimientos o de la informción que se posee.

Inclinación hacia la derecha, ganchos en las letras, escritura angulosa y ejercida con mucha presión, puntos de la I muy pegados a la letra y sumamente marcados: son signos claros de malas intenciones. Quien escribe así tiene objetivos nada bondadosos en su accionar, por lo que usted deberá ser muy precavido al relacionarse.

Letras muy redondeadas, prácticamente hinchadas; mayúsculas excesivamente grandes que contrastan con minúsculas muy pequeñas: es una grafía propia de las personas mentirosas, que agrandan sus logros, o son muy fantasiosas y pretensiosas en su accionar.

LAS FORMAS DE MENTIR Y SUS SEÑALES

Sin embargo, la mentira puede tener varias facetas, causas o aspectos, y la grafología también los estudia:

Mentira para no dar la razón a otro: el rasgo que denuncia este tipo de actitud se caracteriza porque las mismas letras van cambiando a lo largo de todo el texto. Esta característica se verifica especialmente en las T, las J, las M y las N. Es decir que, a largo de un escrito, estas letras no tienen siempre la misma forma, sino que la misma varía constantemente.

Por desconocimiento o error: si bien no es un rasgo tan negativo como el anterior, indica desorden mental y falta de concentración. Es el caso de las letras mal trazadas, confusas, o de la falta de puntuación y de tildes (acento escrito).

Por euforia, exagerando ciertos hechos: otro rasgo de personalidad negativo, que se caracteriza por una escritura muy inclinada hacia la derecha, con presión constante sobre todas las letras.

Mitomanía (mentirosos crónicos): ésta es una de las marcas principales de deberá observar. Se halla presente cuando hay muchos óvalos en las letras A, G, P, Q y en otras que los tengan naturalmente, donde aparecen muy cerrados y con doble vuelta.

Otras de las señales que agravan o se mezclan con los rasgos anteriores son:

Escritura ilegible, con muchos arreglos en el trazo: denota falsedad o actitud hipócrita. Las letras suelen estar mal terminadas, y los óvalos se cierran insuficientemente —uniendo el trazo sin juntarlo del todo— en la mitad inferior.
Puntos de la I y la J en círculo con mayúsculas floridas e ilegibles: indica una personalidad que quiere llamar la atención. Podría estar mintiendo sólo para dar otra imagen de sí mismo.

LECTURA DE LA FIRMA

Los expertos aseguran que una firma es una biografía resumida de una persona, como si se tratara de un “resumen” de su naturaleza.

Hay signos interesantes para observar en una firma, que son una inocultable señal de alerta:

Firma ilegible, al igual que el resto de la escritura: es una muestra de ocultamiento o engaño.
Firma ilegible con escritura legible: estamos ante un negociante que busca ganancias a toda costa y que, por lo tanto, podría tener ambiciones ocultas.

Comienzo ampuloso con final pequeño: es posible que el firmante sea un charlatán que utiliza su capacidad de persuasión para obtener lo que desea.

Para terminar este análisis, diremos que la letra personal, así como la firma, tienen una importancia muy elevada en los estudios del carácter, y cada combinación caligráfica es prácticamente irrepetible. Por esa razón, las personas que practican la mentira con múltiples fines pueden disfrazarse de respetables y lograr una actuación admirable, pero no verdaderamente convincente.

Fuente

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies