ASTROLOGÍA ENERGIA SEXUALIDAD UNIVERSO

Cómo manejar la energía de la Luna

luna, energia, cosmico, trabajo, magia, brujos

En realidad la energía que se puede utilizar proveniente de la luna, no es propiamente de la luna, sino que proviene del sol, cierto, pero también de los otros planetas del sistema solar, e incluso algunas veces, de otras constelaciones. Esto debido a que la luna hace la función de “espejo” para las energías cósmicas que llegan sobre la tierra. Con esto quiero decir que las energías enviadas por los otros cuerpos celestes, al ser reverberadas por la luna, llegan a la tierra de una manera un poco diferente. Tomemos por ejemplo la energía solar.

Cuando el sol irradia sobre ustedes, que sea de una manera espiritual o de una manera más energética (a través de sus partículas y del prana que envía), ustedes tienen una relación directa con el sol.

¿Pero qué sucede durante las fases de luna creciente y luna llena?

Una parte de la energía solar va llegar a la tierra a través del canal que permite la luna. La luna no va a transformar la energía solar que recibe, pero le va a dar un aspecto más particular, que va permitir que esa energía solar sea más accesible para la humanidad. Porque deben de saber que la energía solar, cuando no es filtrada, sólo pueden entrar en vuestros chakras superiores, y sólo en la medida en que estos se encuentran desarrollados. En cambio, una energía atenuada por la luna, es aceptada e integrada por todo individuo, sin importar el nivel de desarrollo en el que se encuentre.

Sin embargo, al decir esto, no deben de pensar que la luna deteriora la energía solar, simplemente la pone una tonalidad más abajo. Una tonalidad que además es indispensable para la naturaleza, porque la humanidad no estando todavía lo suficientemente desarrollada para funcionar como “chakra superior de la tierra”, la humanidad no puede todavía mantener a su propio planeta. Así que esa labor es por el momento llevada a cabo:

– una parte por los hermanos mayores,

– otra parte por la propia naturaleza,

– y otra parte por la luna.

Es por eso que la luna tiene esa influencia particular sobre la tierra, haciendo crecer un poco más rápido, o sobre las mareas. Esto no se debe únicamente por su proximidad con la tierra, sino también porque la voluntad del planeta tierra se proyecta sobre la luna, para hacer que su satélite ejecute una función, que su humanidad todavía muy joven, no puede aún cumplir.

Entonces, el planeta necesita de todas las ayudas posibles, de los hermanos mayores (los Maestros), de sus funcionamientos naturales (la Naturaleza), y de esta viejita que está llegando al final de su vida (la Luna). Ella se desmorona como todas las ancianitas, arrugándose cada vez más, hasta que un día finalmente les dé su verdadera herencia, y entonces serán enriquecidos por la verdadera energía lunar. Pero eso no es para las próximas generaciones.

¿Entonces, cómo utilizar correctamente y de manera beneficiosa las energías que se precipitan a través de esa canalización especial que es la luna?

Primero, como les dije, deben de estar consciente de que no es con la luna con quien van a trabajar, sino con las energías cósmicas que son atenuadas a través de la luna, y este pequeño planteamiento intelectual es muy importante.

(Pastor no lo precisa, pero yo sospecho que es muy importante tener esto en mente, porque si piensan que van a trabajar directamente con la luna, inconscientemente van a invocar las energías nocivas que actualmente emana la luna y que la Teosofía señaló anteriormente.)

Luego hay que considerar el signo astrológico en el que se encuentran, cuando la luna está creciente o llena, ya que no todos los signos son favorables para la expansión de la energía. No todos los signos son favorables para ayudarlos a meditar, o ayudarlos a abrir los chakras, o en un aspecto más profano ayudarlos a plantar. Esto debido a que hay signos que al contrario, retraen la energía.

Es así que hay discípulos que se ponen muy entusiasmados a hacer su meditación, porque hay luna llena y piensan que recibirán una gran cantidad de energía, y resulta que durante la meditación se sienten abrumados por la tristeza, el dolor, el remordimiento, o tiene dificultad para controlar su pensamiento, sus emociones, etc.

¿A qué se debe esto?

Esto se debe porque si bien es cierto que la luna está enviando la energía de los otros astros, la Tierra se encuentra en ese momento en un ciclo de introversión, no de expansión. Por lo tanto, la energía recibida, no va ayudarlos a expandirse, a volverlos más plenos, sino que va a sumergirlos en sus carencias, en sus traumas, en sus complejos, en los aspectos que todavía no dominan. Y es así que de repente pueden ser invadidos por un inmenso deseo sexual, o por un gran apetito, o por una enorme cólera, etc.

(Desafortunadamente Pastor no precisó cuáles son esos signos zodiacales, pero con un poco de estudio ha de ser fácil reconocerlos.)

¿Hay que temer a esos ciclos?

No, si saben trabajar adecuadamente con ellos, porque entonces los ciclos cuando la energía se retrae, pueden ser enormemente beneficiosos, ya que se vuelven educadores y terapéuticos, debido a que la energía les va a mostrar en que partes todavía tienen insuficiencias y los va a confrontar con esa situación para que trabajen sobre esas insuficiencias.

Por consiguiente, la mejor manera de trabajar a través de la luna, es considerando esa bipolaridad en los signos zodiacales (periodos de expansión y periodos de introversión). Durante los periodos de expansión enfóquense en llenarse de energía, y durante los periodos de introversión enfóquense en trabajar en ustedes.

Así que la mejor manera de considerar a la luna es como la de una “madre cósmica bipolar”. Durante los periodos de expansión, ella es todo amor, toda generosidad y los llena de energía benefactora, los consuela, los alimenta y los entusiasma, sin reclamarles nada. Pero durante los periodos de introversión, ella se transforma en una madre muy severa, que les dice alto y fuerte lo que está mal en ustedes, los confronta a sus defectos, sus debilidades, sus limitaciones, pero al mismo tiempo los ayuda a superarlos, ofreciéndoles trabajar sobre ellos.

En los rituales de magia

Ahora para manejos un poco más mágicos, no es necesario tener en consideración el signo zodiacal en el que se encuentran. Lo importante ahí, es prestar atención a la hora exacta en que la luna aparece, porque es en ese momento en que se inicia el envío de la energía, es en ese momento donde la concentración de la energía es la más alta, para después ir disminuyendo su intensidad a medida que pasa el tiempo.

Los verdaderos magos trabajan en el momento exacto en el que sale la luna (que sea la luna creciente o la luna llena). Lo que hace que en realidad su trabajo mágico sea corto, y después, si quieren seguir utilizando la luna, será para asuntos menores.

Obviamente, estos trabajos mágicos que les menciono, no son para cualquiera. Por lo tanto, si quieren seguir ese camino, el camino de la magia, les pido que primero se informen bien y se instruyan correctamente, para saber adecuadamente ejecutar los rituales.

(Esto demuestra que esos “magos” que esperan hasta la media noche para comenzar su ritual, en realidad no saben de magia e improvisan en función de sus especulaciones. Así que concuerdo plenamente con Pastor. Si no saben realmente lo que están haciendo con sus rituales y magia NO LO HAGAN.)

Cómo la magia no es todavía apta para la mayoría de ustedes, lo mejor es utilizar la energía que viene a través de la luna por medio de la meditación.

¿Cómo meditar cuando hay luna llena?

En primer lugar, deben trabajar en grupo, porque utilizar la energía proviniendo a través de la luna en solitario, no es muy eficiente.

¿Por qué?

Porque esas energías están dirigidas a la humanidad en su conjunto y no a las personas por individual. Por lo tanto, si se forman en grupo, van a recibir mucho más energía y una energía que será mucho más creadora, mucho más generadora, que si se forma cada quien individualmente por su lado. Por así decirlo, en grupo, el recipiente que generan se vuelve mucho más eficiente. Entonces,

¿Una vez que ya hayan formado un grupo, qué van a hacer?

Al igual que con la magia, lo idóneo es comenzar cuando sale la luna y esta envía su primer rayo. Pero como ya se los he dicho, no se van a centrar en ella. La luna es sólo una “viejita cósmica” que sirve de intermediario. Dependiendo en lo que crean y se sientan a gusto, van a enfocar su pensamiento en, ya sea la Jerarquía (para aquellos que creen en ella), o en los Ángeles (para aquellos que los prefieren), o en el Cristo (para aquellos que son más religiosos). Incluso, pueden simplemente enfocarse en el grupo, si lo que quieren es reforzarlo para destinarlo a un trabajo y recibir suficiente energía para poder llevar a cabo ese trabajo.

Supongamos que se enfocaron con la Jerarquía, con los Maestros.

¿Qué sigue?

Hagan el vacio en ustedes, a su vez vuélvanse una “luna”, o sea un receptáculo que canalizará la energía. Vacíense completamente por medio de una meditación apropiada, y cuando sientan que han alcanzado un gran nivel de receptividad, presenten el grupo a la Jerarquía, y construyan una relación con ella. Y esto lo lograrán utilizando el mental, visualizando que se construye una relación entre el centro de los Maestros, el centro de la Tierra y su grupo.

Esta receptividad es detectable y sabrán que la han alcanzado cuando sientan que el cuerpo se vuelve menos y menos sensible, cuando se sientan menos anclados en la materia, aunque todavía tengan pensamientos que les llegan. Esa insensibilidad en el cuerpo es una indicación de que están siendo receptivos y canalizando una energía.

Utilicen toda esa energía que reciben para reforzar esa canalización de manera que cuando la plena luna haya pasado y el grupo se haya separado, puedan mejorar en vuestra meditación y puedan comenzar una colaboración más cercana con los guías, a través de ese canal que se ha iniciado y que comienza a funcionar.

De la misma manera que la luna es la madre, el cordón umbilical de la humanidad terrestre, si ustedes toman toda esa energía para crear una relación con la jerarquía, con la divinidad, cortan el cordón umbilical que tienen con la luna, para crear uno únicamente mental con el sol (ya que la jerarquía está conectada con el Logos solar). Y en ese momento se convierten en un verdadero discípulo. Vuestros canales estando abiertos y funcionales, ustedes reciben la parte del plano que deben ejecutar, la parte del plano que les corresponde, o sea lo que deben hacer en esta vida para su propia evolución, y la pequeña parte de trabajo que deben hacer también para ayudar en la evolución de los demás. Pero mientras que estén inconscientemente conectados con la luna que se toma por su madre, no podrán ni desarrollarse psíquicamente, ni volverse un verdadero discípulo.

Sin embargo, se dice que la luna da mucha energía psíquica y que todos aquellos que son particularmente psíquicos, tienen una luna muy fuerte o particular en su carta zodiacal.

¿Paradójico, verdad?

Pero la razón es porque el psiquismo que genera la luna NO tiene nada que ver con el psiquismo que puede utilizar el mental de un discípulo, y menos aún el mental de un Adepto, de un Maestro o de una Divinidad.

Este psiquismo bajo se trata simplemente de una relación sentimental con la luna misma, con el resto de la humanidad (en un aspecto puramente sentimental), o con ciertos guías que viajan a los planos de existencia donde se encuentran las personas desencarnadas que no han encontrado refugio en el reposo. Pero debido a que ese psiquismo va a desenvolverse en una vibración esencialmente sentimental, va a sobredimensionar el cuerpo emocional, impidiendo que se desarrolle plenamente el mental. Es por eso que el individuo que es psíquico de esa manera, no puede desarrollarse espiritualmente, sólo puede desarrollarse astralmente.

Y es por ello que el ejercicio de este tipo de psiquismo es temido por los maestros, es repudiado, rechazado. No quieren que los alumnos tengan nada que ver con ello, y preferirían que fuera completamente olvidado (como lo muestra por ejemplo el gran rechazo que muestran los Mahatmas Kuthumi y Morya hacia el espiritismo).

¿Cómo deshacerse entonces de este tipo de psiquismo?

No es difícil, incluso cuando se nace con ello, ya sea porque lo desarrollaron en su vida pasada, o ya sea simplemente porque desde varias vidas se resisten a cortar el lazo que los amarra a las faldas o a la protección de sus madres.

La gente a menudo se pregunta cómo se desarrolla esa capacidad psíquica, y la verdad es que hay cosas muy banales que la desarrollan. Así por ejemplo, alguien que en sus reencarnaciones anteriores ha sido muy apegado a la madre (o sea en un aspecto energético, muy apegado a la luna) termina un día por volverse un médium. Es de una lógica tan evidente para nosotros, mientras que ustedes piensan que se debe a prácticas ocultistas, y sin embargo, no es así.

Entonces, para aquellos que nacieron con ese tipo de talento y que acaban de descubrir que es un obstáculo para su desarrollo espiritual, les digo que no se sientan afligidos, no se sientan condenados. La solución es muy simple. Sólo tienen que mentalizar más. Eso es todo. Y si mentalizan más, entonces aunque hayan nacido con ese “don” y vivirán con él toda su vida, ya no estarán sometidos por ese psiquismo. Entonces, ¿cómo mentalizarse? »

(Su respuesta la puse en ¿cómo desarrollar tu individualidad?)

(Conferencias del 06-12-86 y 11-10-92)

EN EL CHI-KUNG

Hay un ejercicio que se llama “Chi-Kung de la luna” (o “conejo viendo la luna” debido a que la pose hace pensar en ello) que se efectúa media hora durante siete noches seguidas: tres noches antes de la luna llena, durante la luna llena y tres noches después de la luna llena. No se recomienda hacerlo por más tiempo, ni muy noche porque se enfría demasiado energéticamente el cuerpo, y es que se absorbe mucha energía yin nueva. Pero el instructor previene que con efectuarlo en una sola ocasión es suficiente (por algo será). Y previene que si hay molestia al ver la luna, paren antes.

Existe su ejercicio complementario que se llama el “Chi-Kung del sol” que sirve para recibir energía yang nueva y que se efectúa también durante siete días. Aquí se recomienda hacerlo justo cuando apenas sale el sol y no más de media hora porque la energía se vuelve muy fuerte y puede dañar.

Yo los hice y en efecto, después de practicar por media hora el chi-kung de la luna se siente un frio en tu interior (particularmente en la espalda) que no se quita aunque te abrigues. Presiento que si se efectuara más largamente, seguramente uno terminaría enfermándose. Y también con el chi-kung del sol, al final de la media hora, sentía como que estaba comenzando a hervir por dentro y que si continuaba, terminaría con fuerte calentura. Aun así, esos ejercicios son muy útiles, aunque se efectúen una sola vez, porque siento que te ayudan mucho a abrir tus canales yin y yang en tu cuerpo energético.

CONCLUSIÓN

Aquí les compartí diferentes aspectos concerniendo el manejo de la energía lunar, y dados por enseñanzas que considero fidedignas, para que tengan una visión más profunda sobre el tema. Como pueden constatar, puede ser muy beneficioso trabajar con la luna, pero también hay que ser muy precavidos.

Por lo tanto sean muy cuidadosos. Si no saben realmente lo que están haciendo, mejor no lo hagan, y al advertirles esto, pienso particularmente a los practicantes de la Wicca, ya que muchos de sus miembros, al salir a hacer sus rituales de luna llena, creen estar retomando las antiguas tradiciones paganas e ignoran que en realidad la Wicca moderna fue principalmente elaborada en el siglo pasado por un escritor ocultista inglés (Gerald Gardner) en base a una metodología que no me convence y con varios aspectos muy oscuros.

Así que sean cuidadosos. No vaya a ser la de malas que su ritual sirva para alimentar a magos negros del astral y entamen sin saberlo relaciones nocivas, o que invoquen las energías negativas de la luna que terminarán por afectarles dañinamente en sus vidas. Por lo tanto discernimiento wiccanos. Y también en general a todos aquellos que practican algún movimiento neo-pagano (druidas, brujos, chamanes, santería, etc.). No practiquen rituales sólo porque les parecen bonitos y exóticos, sino porque saben realmente lo que están haciendo. Y si no saben, infórmense bien antes de hacerlos.

Fuente

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies