CONCIENCIA MENTE

Manipulaciones y Abusos de confianza… Cómo protegerte!

confianza, abusos, manipulacion, empatía, empatia, psicologia

Si a menudo te sientes responsable de la negatividad de otras personas, si en el trabajo, con la familia o amigos acabas haciendo favores que en realidad no querías hacer, es posible estés sufriendo manipulación y  abuso de confianza.

La empatía o capacidad de ponerse en el lugar de otras personas. Tener empatía es ser sensible a las emociones de las personas que  nos rodean. La empatía es una cualidad importante dentro de la inteligencia emocional. Pero a veces tener empatía y ser sensible puede hacer que otras personas traten de abusar de nuestra buena fe.

¿Una compañera de trabajo te pide dinero a menudo con pretextos y no te lo devuelve pero sigues prestándole?, ¿un amigo te pide el coche a menudo gasta la gasolina y ni siquiera llena el deposito?, ¿Te ves metido en situaciones con amigos, o familia donde acabas haciendo cosas que en realidad no quisieras hacer? Si es así estás sufriendo abuso de confianza una técnica de manipulación.

Decir NO

Aprender a decir “no”, establecer límites con respecto lo que estás o no dispuesto a tolerar es importante para frenar a las personas que tienden al abuso emocional.

Si eres alguien generoso o te cuesta decir no, si prestas tu ayuda siempre incluso si tú sales perjudicado, si se meten en tu vida y dan por sentado harás cosas sin consultarte , eres blanco fácil para personas que usan la manipulación y el abuso de confianza.

El mundo está repleto de personas que van a la suya, buscan su beneficio sin importarles causen perjuicio a otras personas. Una buena forma de protegerse es establecer límites, es decir marcar con la conducta una frontera de – esto que haces no me gusta y no lo permito-.

Si no estableces límites claros dejarás la puerta abierta a personas que abusan, y te convertirás en víctima del abuso emocional.

Personas tóxicas: cómo reconocerlas y cómo vencerlas

Cómo actuar ante personas que faltan el respeto o abusan de uno.

Ante todo  tratar de mantener la calma y aunque el otro grite mostrar un tono de voz tirando a bajo.

4 pasos para salir de la situación de abuso

1- Informar – sobre la conducta que está sucediendo. Si alguien te pide dinero, o que hagas algo que no quieres, si te grita o te habla con poco respeto. Informa sobre lo que estás recibiendo. Ejemplo ¿te das cuenta que me estás gritando?, ¿te das cuenta que me estás pidiendo dinero sin siquiera devolverme el que antes te presté?

2-Pedir de forma educada que cese esa conducta. Si es posible en un tono de voz bajo y pausado (si alguien te grita y tú bajas la voz tendrá que dejar de gritar para escucharte). Puedes decir “por favor te importaría dejar de chillar, o te importaría no insultarme?

3- (si lo anterior aún no ha dado el resultado esperado), Insistir que cese la conducta ahora con más firmeza. Si antes pedías por favor, ahora insiste. Si aún te siguen tratando mal, gritando o pidiendo algo que no quieres hacer. Ahora decir “ Deja de insultarme, deja de pedirme que haga esto, deja de  gritarme”.

4-Si los pasos anteriores no funcionan, irse, cortar la conversación (si es al teléfono). Antes diciendo, te he pedido que (no me grites, insultes, insistas que haga tal o cual cosa) pero tú sigues insistiendo. No voy a continuar esta conversación ya que ni siquiera estás respetándome.

[ctt template=”3″ link=”kctZc” via=”no” ]”Quien evita la ocasión… evita el peligro”[/ctt]

Evita las cosas que te perjudican

Es fundamental que no acabes  haciendo cosas que te perjudican, ya que esto te hará sentir mal. Si te piden algo que te perjudica o no te conviene, decir  no. Si te sientes violenta diciendo no (que es algo que has de decir antes o después), puedes decir “ deja que lo piense” de esta forma ganas tiempo para más tarde decir no.

Plazos establecidos

Si tu familia, amigos o conocidos te llaman a menudo para contarte sus problemas. Un buen sistema es anunciar al principio del encuentro o conversación que tienes solo 3-5 minutos de tiempo ya que estás ocupado. De esta forma evitarás que las conversaciones sean eternas.

Depender de ti mismo para tener tú el control

Si no estás seguro, si es posible, lleva tu propio coche, o depende al máximo de ti mismo. De esta forma tendrás más libertad para tomar decisiones.

Si la situación es tensa , muestra el límite de lo que toleras marchándote

Si una situación va cada vez a peor, te estás sintiendo agredido opta por irte. Nadie te puede obligar a soportar una conversación o situación donde se te incomoda o agrede. Anuncia que te vas porque no estás a gusto. Puedes decir que mientras no te sientas respetado/a prefieres no seguir en esa conversación.

Quien te aprecie, ha de respetarte

Si por negar algo a alguien deja de hablarte, se enfada contigo, te demostrará que no te respeta. Las relaciones han de ser equitativas, si alguien da y solo recibe exigencias no es equitativo. Si alguien se ha acostumbrado a pedirte y que le des tendrá que aprender que también le puedes decir que no.

De esta forma podrás darte cuenta de quien realmente te valora o quien sencillamente “te usa”.

Los “abusadores de confianza” cuando vean que no estás dispuesta a dejarte abusar fácilmente seguramente dejarán de intentarlo y lo harán con otras personas.

Fuente: http://depsicologia.com

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies