Necesitas absolutamente, dejar de usar zapatos en tu casa

No existe mayor marcador de la civilización moderna que el zapato: no sólo hace que caminar alrededor de nuestro mundo de cemento sea significativamente más tolerable (y menos peligroso), sino que también sirve como un indicador de nuestra sensibilidad, nuestra profesión, nuestro sentido del estilo. Se puede decir mucho por los zapatos de la gente,  el tipo de trabajo que hacen, sus niveles de ingresos, incluso su posición política. Y hay algo más que los zapatos pueden decirnos: si estamos o no en riesgo de tener problemas de salud graves.

Un estudio reciente de la Universidad de Houston encontró que el 39 por ciento de las suelas de los zapatos de la muestra, estaban contaminados con la bacteria Clostridium diff (Clostridium difficile), una amenaza para la salud pública que es resistente a un gran número de antibióticos. Las infecciones con C. diff pueden causar diarrea severa, que puede progresar hacia la inflamación de colon y problemas de salud más graves, sobre todo si no responde al tratamiento con antibióticos.

zapatos-polvo-odt

“Los zapatos están contaminados con gérmenes procedentes de diversas fuentes, y que están contaminando nuestras casas regularmente”, dice el autor del estudio M. Jahangir Alam, Ph.D.

Más allá de la C. diff, hay todo tipo de bacterias que podrían colarse en su casa a través de su zapato: la mayoría de los pisos de los baños públicos contienen alrededor de 2 millones de bacterias por pulgada cuadrada (el asiento de inodoro: sólo alrededor del 50 por ciento pulgada cuadrada). No son exactamente los huéspedes que desea que paseen por su sala de estar, especialmente si usted tiene niños pequeños que pasan mucho tiempo a nivel del piso.

Aunque no es tan común en Occidente, la mayoría de las culturas de todo el mundo solicitan que deje sus zapatos en la puerta, no sólo por mantener esos nocivos gérmenes alejados del hogar, sino también como una señal de respeto para el hogar, que debe ser considerado un santuario, aislado del mundo exterior.

No es necesario ser tímido o disculparse por pedir a las visitas que se quiten los zapatos. Hay mucha gente que sigue una política de sin-zapatos en sus casas.

Por lo tanto, es totalmente válido mencionarlo a sus visitantes por primera vez. Cuando la gente llegue, dígales, por ejemplo, ”Generalmente nos quitamos los zapatos aquí adentro. ¿Te importaría hacerlo?”

Es posible que ni siquiera tenga que hacerlo; cuando los invitados vean el calzado de los demás en la puerta, quizá ellos hagan lo mismo. También puede ofrecer zapatillas o pantuflas. Pero si un invitado se siente incómodo al tener que quitarse los zapatos, no hay problema, deje que se mantenga calzado.

Artículo original (en inglés) htttp://naturallysavvy.com/live/you-absolutely-need-to-stop-wearing-shoes-in-your-house

También podría interesarte