EDUCACION ESPIRITUALIDAD MENTE

Definición de NIRVANA

Para comprender lo que es el Nirvana, es conveniente antes el presentar ciertos conceptos básicos del budismo, como el de vacío y la conciencia individual o el “ego“. En términos estrictos, el término Nirvana significa “extinguir” o “apagar por soplo” y se trata de un término propio del Budismo que intenta otorgar un nombre al estado supremo y trascendental de liberación, que brinda al hombre felicidad y serenidad eternas.

Nirvana es una palabra del sánscrito que hace referencia a un estado que puede alcanzarse a través de la meditación y la iluminación, y que consiste en la liberación de los deseos, la conciencia individual y la reencarnación.

Nirvana en el hinduismo, el budismo y el jainismo

En concreto podemos establecer además que el nirvana se convierte en el elemento fundamental de tres religiones más: el hinduismo, el budismo y el jainismo.

En el primer caso, hay que exponer que el nirvana es visto como el momento de liberación en el que el alma se va a unir de manera indisoluble con la divinidad. De ahí que aquel término sea utilizado de manera frecuente en las etapas relacionadas tanto con la vida como con la muerte.

En el caso de la religión budista, se tiene claro que ese estado de nirvana se consigue mediante la meditación. Así, durante ella el individuo tiene que analizar no sólo lo que es su propia mente sino también su cuerpo. De esta forma es como se conseguirá acabar con todo el sufrimiento.

Y finalmente en el jainismo, la religión de la India creada en el VI a.C por el santo Vardhamana Mahavirá, define el nirvana como aquel proceso que se traduce en la liberación de los diversos estados del karma.

Paz, quietud y verdad absoluta

El nirvana está asociado a la paz y a la quietud. Al experimentar este estado, la persona abandona la falsa idea del Yo y se despoja de la conciencia, el deseo, la necesidad y el odio. Se trata, en cierta forma, de una verdad absoluta.

Para la filosofía shramánica, el nirvana es el estado que marca la emancipación del sufrimiento y el final del ciclo de renacimientos. Por eso el concepto puede traducirse como “desatar” (una alegoría a los nudos de la mente).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies