CONCIENCIA MENTE

Nuestro cerebro es capaz de prever el futuro.

futuro

Salvo en el caso de las personas que padezcan una condición llamada aphantasia, que impide evocar imágenes mentales, al percibir la realidad, el cerebro rellena los espacios en blanco de información, de tal modo, que en muchas ocasiones, somos capaces de elaborar la película entera antes de que suceda. Una investigación publicada en la revista Nature Communication ha demostrado que las predicciones sobre los movimientos futuros que hace el llamado ojo de la mente ocurren a una velocidad mucho mayor que la real, un rasgo que podría ser fruto de la evolución para compensar un sentido de la vista relativamente lento.

Investigadores de la Universidad de Radboud (Países Bajos), sometieron a 29 voluntarios a un escáner de resonancia magnética funcional (IRMf) para hacer un mapa de su actividad cerebral mientras veían un punto blanco pasar a través de una pantalla. Se pidió a los participantes que observaran la misma animación 108 veces durante una serie de sesiones cortas. Al final, sus cerebros sabían qué esperar al ver pasar el punto, que viajó de izquierda a derecha y de derecha a izquierda en aproximadamente medio segundo.

Cuando las expectativas estaban creadas, los participantes vieron una secuencia aleatoria de 24 movimientos del mismo punto. Algunos fueron iguales a los anteriores, con el punto moviéndose a través de la pantalla, mientras que otros mostraban únicamente las posiciones inicial o final, y en otros vídeos, el punto se retrasaba en llegar a la meta. Mientras los voluntarios observaban las animaciones, una parte correspondiente de su corteza visual se iluminó con cada paso. Sin embargo, al observar el punto solo en el punto de partida, se activaron las mismas partes del cerebro que cuando observaban el movimiento completo, solo que al doble de la velocidad de las secuencias de punto real.

¿De qué nos vale esta anticipación? Pues, quizá, lo más importante es que nos puede salvar la vida. El estudio indica que tenemos una manera de visualizar rápidamente movimientos relativamente sencillos, como una bola que se precipita hacia nuestra cabeza, en al menos la mitad del tiempo que tarda en golpearnos, con lo que podemos esquivarla. O también, ser capaces de calcular lo que tarda un coche en llegar a nuestra altura de la carretera nos indica cuánto tenemos que correr para que no nos atropelle.

Estudios previos han estimado que el cerebro necesita mirar una imagen por lo menos 150 milisegundos para captar información suficiente con la que elegir a dónde dirigir la mirada a continuación, aunque estudios posteriores lo reducen a 13 (con el riesgo de cometer errores).

Sin embargo, los autores advierten de que vale la pena permanecer un poco escéptico sobre las conclusiones sobre cualquier relación entre el flujo sanguíneo del cerebro y su relación con la realización de una tarea cognitiva. La investigación pone en duda el papel de nuestra corteza visual no solo en la percepción de los acontecimientos actuales, sino en el uso de experiencias pasadas para construir predicciones del futuro.

De hecho, nuestro cerebro parece preferir las imágenes creadas por nosotros mismos que las percibidas. Al menos esto es lo que cuenta una investigación de la Universidad de Osnabrück (Alemania), publicada por la revista eLife, que explica cómo el cerebro humano favorece la percepción de imágenes inventadas que reales y por ello confiamos en esta “visión falsa” de la realidad que en otra más real y objetiva. El estudio afirma que ello encaja con los sesgos cognitivos ampliamente estudiados, y que cuando la gente tiene fuertes creencias, es probable que ignoren cualquier evidencia en sentido contrario, pese a que esta “miopía” no supone ningún beneficio claro.

Comentarios

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies