CUERPO PLANETA SALUD

El maravilloso “don”, de las plantas en nuestra vida

plantas, curan, enfermedades, desintoxican, revitalizan

Plantas y su poder

El poder curativo de las plantas ha sido descubierto apenas aparecieron las primeras enfermedades sobre la faz de la Tierra, en el presente han vuelto a resurgir una nueva importancia en el tratamiento de la salud.

Los científicos de la medicina encantados con los nuevos descubrimientos, pensaron que estaba cercano el momento de lograr erradicar todas las enfermedades y el sufrimiento humano. La ciencia médica, hacía previsiones de nuevos descubrimientos en el área de la medicación de adquirir nuevos remedios que nos permitirían entrar a un nuevo mundo de salud y felicidad.

Esa misma generación de científicos después de tantos experimentos y descubrimientos, tienen la oportunidad de ver ahora sus propios resultados. Y la pregunta sería: ¿dónde estamos ahora con respecto a la cura de las enfermedades? ¿Por qué los hospitales siguen llenos de enfermos? ¿Podemos decir al menos que se logró extinguir las enfermedades o, por lo menos el alivio de decir que están bajo el control de los medicamentos? ¡Rotundamente NO! Para muestra de ello, fijémonos en los casos reales que suceden a diario en las personas; por el contrario, las enfermedades han aumentado significativamente y muchas representan una seria amenaza a la supervivencia de la humanidad.

Por esta razón, nos hacemos otras preguntas: ¿Qué es la enfermedad?, ¿Por qué es desagradable estar enfermo? ¿Por qué surge en nuestro cuerpo?

En este sentido, el ser humano lleva una vida desordenada tanto física como mental, una alimentación inadecuada y antinatural, excesivo consumo de productos industrializados, modas tecnológicas, malos hábitos, falta de ejercicios, tensiones emocionales por la agitación de la vida modernizada que tenemos, contaminación ambiental y falta de higienización tanto humana como de las ciudades, desórdenes sexuales, alteración de la genética humana, animal y vegetal.

Entonces solo entonces, y debido a la carrera del tiempo moderno que vivimos, ¡ENFERMAMOS! Posteriormente, recurrimos a remedios y drogas que corten los síntomas, sin preguntarnos por qué llegamos a ese punto y, lo único que nos interesa es deshacernos inmediatamente de las dolencias y debilidades del cuerpo. Los medicamentos sólo anestesian el dolor del cuerpo, pero esto no quiere decir que haya sido eliminado. Nuestro cuerpo ha sido intoxicado de fármacos y empeora en función de todos los químicos que le suministramos.

Existe una Ley natural de la vida humana y es la Ley de Causa y Efecto. La causa son los malos hábitos y el efecto o reacción es la enfermedad. De esta manera, la forma más sensata de mantener una vida saludable es eliminando las causas y reformar nuestros patrones de vida.

Existen en nuestro planeta infinidades de plantas naturales que pueden ayudarnos a sanar nuestro cuerpo de enfermedades, nutriéndolo, desintoxicándolo, regenerándolo y revitalizándolo.

El regalo de las plantas para nuestra vida

Todo en la vida tiene un significado y un fin bien determinado. La vida es la misma creación infinita de lo que muchos llamamos Dios. La vida se renueva y transforma logrando alcanzar diferentes medidas en esta dimensión a la que pertenecemos. Por consiguiente, dentro de la vida encontramos algo que nos conecta y nos une a esa forma inteligente de la naturaleza y en ella encontramos las plantas.

No cabe la menor duda de que Dios las ha creado y las hizo crecer en sus distintas presentaciones para el ser humano, lo cual podemos entender que mientras haya humanos habrá plantas. Es una realidad que donde viven humanos, crecen vegetales alimenticios y plantas curativas.

Cuando las personas se establecen en medio de la naturaleza, está comprobado que alrededor de ellas surgen plantas curativas o medicinales, plantas que por lo general nacen entre la naturaleza ofreciendo un complemento medicinal a alguien que tenga alguna deficiencia en su salud.

A continuación les quiero compartir una experiencia, en ella quiero mostrar la sincronía que existe entre las plantas y la deficiencia de salud de una persona que necesitaba una pronta solución…

…”Un día fui a visitar a una familia y la señora de la casa manifestaba su inconformidad con las malezas que le nacían en su patio y alrededor de su casa, en varias oportunidades ella ya las había erradicado pero volvían a nacer, sentía que la maleza la invadía. Yo le sugerí que revisara muy bien de qué plantas o malezas se trataban, ya que ellas nacen siempre por algún motivo y no era una casualidad; efectivamente al verificar, la planta que “invadía” su patio era el diente de león. Le pregunté a la mujer si padecía de algún problema de salud e inmediatamente me confirmó que tenía problemas de ácido úrico y retención de líquidos. Indudablemente le expliqué que la naturaleza, le había puesto en el patio de su casa la solución natural para su problema de salud y que empezara a interpretar las señales para mejorar su vida. Y así fue, lo entendió y hoy goza de buena salud junto con su familia. Aprendimos que la naturaleza tiene su propio lenguaje. Sin embargo, nosotros siendo parte de ella, muchas veces no la sabemos entender”.

plantas, curan, enfermedades, desintoxican, revitalizan

Estudios científicos han comprobado que las plantas tienen una consciencia y una inteligencia capaz de sentir y presenciar todo lo que les rodea, por eso no existe la menor duda de que estas plantas nacen junto a los humanos para servirles y ayudarles a complementar su existencia.

33 Plantas con poderes mágicos, usadas desde la antigüedad

Las plantas siempre estarán presentes en nuestra vida, incluso por más que se quieran erradicar siempre volverán a nacer, porque ése es el principio de continuidad de la vida, renovación y transformación. Las plantas nos ofrecen grandes virtudes para nuestra salud, conozcamos entonces el preciado regalo de las plantas en cuatro cualidades:

Las plantas Nutren:

Cada uno puede satisfacer las necesidades de sus células y tener energía y disposición si las nutre con la fuerza que proviene de las plantas. Nos proveen los nutrientes esenciales para una vida productiva y saludable.

No hay otra fuente de alimentos apropiados para las células como los que nos dan las plantas. El hombre no consiguió crear un compuesto alimenticio tan eficiente y tan fácilmente asimilable por el organismo como el de las plantas. Ensaladas crudas, hortalizas al horno y de todas las maneras, frutas crudas, jugos de frutas y de hortalizas, energéticos naturales para alimentar a las células, proveyendo los siguientes nutrientes: ácido fólico, hierro, calcio, minerales diversos, carbohidratos, grasas, proteínas, azúcares, vitaminas, antioxidantes y fitoquímicos.

Los científicos ahora identifican centenares de estas sustancias que protegen al cuerpo de la enfermedad y de los efectos del envejecimiento. El secreto está en la combinación de los nutrientes.

Las plantas Desintoxican:

Las plantas actúan directamente ayudando en la limpieza de la sangre y de los sistemas con los poderosos antioxidantes.

Las plantas tienen propiedades que ayudan al organismo a librarse de las toxinas, actuando en la eliminación de las sales biliares, el colesterol malo, la urea, el ácido úrico y otros ácidos, los fenoles, lo gases venenosos y la putrefacina y la cadaverina (resultante del desdoblamiento de la proteína de origen animal).

Con sus fitoquímicos incentivan el sistema inmunológico en la eliminación de virus, bacterias y células desordenadas o precancerosas.

Las plantas Regeneran:

Los genes bajo el efecto del producto de las hierbas, consiguen ordenar la regeneración creando nuevas células. Las células que nacen continuamente tendrán vigor si el material usado para su construcción es fuerte y de buena cualidad. Las células construyen otras células a partir de los materiales disponibles. Consuma plantas, hojas, frutas, semillas y raíces. De esa forma estará garantizando lo mejor para la formación de las nuevas células de su cuerpo.

Las plantas Revitalizan:

La cualidad de revitalizar es propia de las plantas. Almacenan la energía del sol y pasan a su sangre los fluidos repletos de vida. Cuanta más fresca sean las frutas y las hortalizas, mayor será el poder de revitalización. Y usted podrá sentir ese efecto en el vigor y la disposición para el trabajo de cada día.

Toda la vida está sincronizada en perfección para el bienestar de los seres humanos. Las plantas nos regalan todos los beneficios necesarios para suministrar al cuerpo y así darle un equilibrio ideal para cumplir con todas las funciones en la vida.

La salud es un don precioso al alcance de todos y es necesario tener sabiduría para poder conservarla, por esa razón, el Creador de la Vida y la Salud, también nos ofrece las indicaciones necesarias para que nosotros los administradores de ese bien, tengamos éxito.

Fuente: lafichaquefaltaba.com

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies