ALIMENTACIÓN SALUD DEL CUERPO

¿Qué significa tener una alimentación saludable?

alimentación, salud, saludable, comida, proteinas, vitaminas, minerales

La alimentación saludable es la que aporta todos los nutrientes esenciales y energía que cada persona necesita para mantenerse sana. Los nutrientes esenciales son: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua.

La nutrición es importante para todos. Combinada con la actividad física y un peso saludable, la buena alimentación es una forma excelente de ayudar a tu cuerpo a mantenerse fuerte y saludable.

Si tienes antecedentes de cáncer de mama o estás en tratamiento, la buena alimentación es especialmente importante para ti. Lo que comes puede influir en tu sistema inmunitario, tu estado de ánimo y tu nivel de energía.

LOS NUTRIENTES:

Proteínas

Son los ladrillos necesarios para crecer y reparar daños en el cuerpo.

Se encuentran en las carnes (de res, aves, de cacería), pescado, mariscos, crustáceos, huevos, leche, quesos, embutidos (mortadela, salchichas, salchichón), granos como las caraotas, frijoles, arvejas, lentejas.

Carbohidratos

Nos dan energía y calor para movernos y desarrollar todas las actividades diarias. Son de origen vegetal.

Se encuentran en los cereales: maíz, trigo, arroz, sorgo y sus productos (harinas, pastas) tubérculos o verduras: papa, ñame, apio, yuca, ocumo, ocumo chino, mapuey, batata; plátano; azúcar (blanca o morena), miel y papelón, granos como las caraotas de todos los colores, arvejas, lentejas, garbanzos, frijoles, quinchonchos.

Grasas

Son la fuente más concentrada de energía para nuestro cuerpo y cerebro. Participan en diferentes funciones específicas y forman parte de los tejidos del cuerpo y de algunas vitaminas y hormonas. Son fuente de calorías para los niños, pero los adultos deben consumirla con moderación.

Se encuentran en las carnes rojas, piel del pollo, leche, mantequilla y queso, aceites vegetales (de girasol, maíz, ajonjolí, algodón), margarina, aguacate, aceitunas, algunas semillas como el maní, merey, pistacho, almendras, nuez.

Vitaminas

Ellas son las vitaminas A, D, E, K, C, complejo B y el ácido Fólico.

Cumplen funciones esenciales para el organismo. Ayudan en el proceso de transformación de energía y favorecen el sistema de defensa del cuerpo contra las enfermedades.

Se encuentran en casi todos los alimentos en especial en las frutas, hortalizas y alimentos de origen animal.

Minerales

Entre los principales minerales se encuentran: calcio, hierro, yodo y el zinc.

Ellos participan en diversas funciones específicas y forman parte de los tejidos del cuerpo (Ej.: el calcio forma y mantiene los huesos y dientes; el hierro forma parte de la sangre). Los minerales intervienen en el crecimiento, reproducción del ser humano, la función muscular, entre otros.

Se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal.

Fibra

La fibra ayuda a expulsar las heces con facilidad, previene el cáncer de colon y reduce el colesterol en la sangre.

Se encuentra en los alimentos de origen vegetal como hortalizas (zanahoria, tomates, lechugas, pepino), frutas (melón, patilla, naranja, manzana), granos (caraotas, arvejas, lentejas, frijoles), verduras (yuca, apio, nañe, batata) y cereales integrales.

Podría interesarte: Alimentos Nutracéuticos. Alimentos que curan.

Tres claves para una alimentación saludable

Y es aquí cuando aparecen en escena tres palabras que resultan clave para estar en línea con lo que proponen los especialistas: variedad, moderación y distribución.

Porque no se trata simplemente de ingerir frutas y verduras. “Comer saludable es sinónimo de comer variado, con moderación, seleccionando alimentos de alta densidad nutricional y respetando todas las comidas principales”, resumió Florencia Cardone (MN 6650), miembro de la comisión directiva de la Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND).

A la hora de seleccionar qué alimentos incorporar la dieta, hay que hacer énfasis no sólo en el aporte calórico, sino también en su densidad nutricional. “Debemos elegir alimentos ricos en nutrientes como vitamina A, B, C, hierro, calcio, zinc, y preferentemente bajos en calorías -ejemplificó la experta-.

Las cantidades

A la hora de pensar en cantidades y qué tipo de alimentos incluir en el almuerzo y la cena, la especialista describió: “La mitad de nuestro plato debe estar ocupado por verduras, de todo tipo y color, dado que proveen una alta densidad de nutrientes con mínimo impacto calórico.

La otra mitad del plato la podemos dividir en dos: por un lado, carnes sin grasa (vaca, pollo, pescado, cerdo, etc.) y, por otro, huevo y cereales (preferentemente integrales) o legumbres”. Por último, aconsejó condimentar los platos con aceite crudo (girasol, maíz, soja, girasol alto oleico, oliva y canola) y disminuir el consumo de sal, remplazándola por otros condimentos, y finalizar cada comida con una fruta de estación.

Y remató con un consejo -para ella- fundamental: “Elija comer acompañado y en un ambiente tranquilo”.

Fuentes

http://www.breastcancer.org
http://www.infobae.com
http://www.infinito.org.ar
http://www.fundacionbengoa.org

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies