ESPIRITUALIDAD MENTE

Las Reglas de la Tierra y tu increíble potencial

reglas, tierra, potencial, fisica, particulas

Hoy hablaremos de varias cosas que a muchas personas les pueden parecer muy raras.

La primera es la que ya hemos comentado: esta no es tu primera aventura como ser encarnado en un cuerpo. Has estado otras veces en la Tierra. Has estado otras veces en otros planetas. Has estado otras veces en otras galaxias.

(Por supuesto, no lo creas solo porqué yo lo diga. No des por cierto nada que no veas por ti mismo. Escucha siempre a tu corazón y confía en él más que en cualquier otra cosa.)

La segunda cosa que puede parecer rara de la que hablaremos hoy es que nuestro planeta (y el universo en general) tiene una serie de reglas. Y estas reglas no son las que son por azar ni nada parecido, sino porque alguien lo ha decidido así.

Todo el funcionamiento de la Tierra, desde su posición en la galaxia, hasta las leyes físicas de las partículas subatómicas, pasando por el funcionamiento de cada órgano y célula de tu cuerpo, son reglas que alguien ha diseñado.

Por ejemplo: todos tenemos la sensación de que tenemos que comer y respirar para mantener nuestro cuerpo en funcionamiento. En parte es cierto, pero no es algo absoluto. Es simplemente una regla.

También creemos que no podemos volar. Y en parte también es cierto: si saltamos por la ventana, nos caemos. Pero, al igual que antes, no es algo absoluto ni eterno, es solo una regla.

Es parecido a lo que pasa en los deportes. ¿Puede un jugador de fútbol tocar la pelota con las manos? La primera respuesta que probablemente nos viene a la cabeza es que no, pero en realidad sí puede. Lo que pasa es que, si lo hace, el árbitro pitará falta, porque va en contra de las reglas.

¿Y por qué el árbitro vigila que se cumplan las reglas y pita falta si alguien no lo hace? Pues porque si no, el juego no tiene ningún sentido. Si los jugadores hicieran lo que quieren sin límite, entonces ya no sería fútbol, sería otra cosa.

Y esto es exactamente lo que pasa en la Tierra. ¿Puedes volar? Sí. ¿Puedes travesar paredes? Sí. ¿Puedes sanar cualquier enfermedad solo con la mente? Sí. Cualquier pregunta que empiece con “puedes”, la respuesta es sí.

Pero si lo hicieras directamente sin ningún tipo de restricción, ya no sería la Tierra. Ya no sería la experiencia que decidiste venir a vivir aquí.

Y por esto, durante miles de años, el Universo ha estado “vigilando” que se cumplan las reglas.

Se puede decir que el universo ha estado limitando de forma deliberada nuestros movimientos; de la misma manera que un árbitro limita lo que un jugador puede hacer durante el partido.

Son las reglas del juego que decidimos jugar.

El Increíble Potencial que Hay Ahora en Ti

Es muy posible que te surjan muchas preguntas al leer todo esto: ¿Y por qué tiene que haber reglas? ¿Las reglas no son algo negativo y limitante? ¿Por qué el universo pone reglas? ¿Y por qué estas y no otras?

Sin duda, son cuestiones muy interesantes, pero si entramos en ellas nos alejaremos de otra cuestión que quería comentarte hoy.

Es una cuestión muy importante. Es el motivo principal del mensaje de hoy.

Las reglas han desaparecido.

Hace un momento te decía que el universo ha estado “vigilando” las reglas y limitando nuestros movimientos de forma intencionada. Hay que decir que lo ha hecho con nuestro pleno consentimiento, con mucho amor y con un propósito muy elevado, pero aún así en muchos momentos ha sido duro para nosotros.

Pues bien, ya no lo hace.

Ya no hay nadie vigilando ni limitando nada.

Ya no hay reglas.

Desde su inicio, la aventura de la Tierra se diseñó para tener dos etapas. En la primera, las reglas tenían que ser muy firmes. La segunda es pura luz y libertad.

Pues bien, la segunda etapa ya ha empezado, y el árbitro de la primera se ha ido a casa. Eres completamente libre de hacer lo que quieras.

¿Te das cuenta de lo que significa esto?

¿Te das cuenta del potencial que hay en ti ahora mismo?

A lo largo de tu extensa existencia humana, muchas veces has tenido la sensación de que intentabas hacer algunas cosas y que el universo te frenaba, ¿verdad? Pues en parte estabas en lo cierto. El universo ha estado frenándote.

Pero ya no lo hace.

Es como si de golpe apagaran la gravedad y pudieras volar. A nivel espiritual, acaba de pasar exactamente esto. Han apagado el limitador del potencial humano que había en nuestro planeta.

El único problema es que hemos pasado tanto tiempo viviendo en las condiciones antiguas, que seguimos aplicándolas por pura inercia. Dentro de nuestra cabeza seguimos viendo los límites antiguos aunque ya no estén.

Según cómo se mire puede parecer que nada ha cambiado, porque a la práctica seguimos viviendo casi igual. Pero la realidad es completamente distinta.

Antes había un límite real en este planeta. Estábamos rodeados de muros por casi todos los lados.

Ahora los únicos muros están en nuestra mente.

A nuestro alrededor solo hay un campo libre y diáfano esperando que nos pongamos a correr.

Un gran abrazo,

Jan
https://www.jananguita.es

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies