MEDITACION MENTE SALUD SALUD DEL CUERPO

Una respiración calmada, trae calma. Aprende a respirar

respiracion, calma, bienestar, miedo, estrés, ansiedad, preocupación

La respiración es la base de la TRANSFORMACIÓN psicofisiológica

Los ensayos clínicos muestran que tomar el control consciente de la respiración es la mejor y más simple vía para lograr el equilibrio mente-cuerpo.

La respiración calmada, envía señales al sistema nervioso para que inicie una Respuesta de Relajación, el modo de crecimiento psicobiológico.

¿Por qué es tan importante cómo respirar?

La forma en que respiramos afecta a nuestros estados físico, mental y emocional en tiempo real.

Cuando no prestamos atención a nuestra respiración, solemos hacerlo a un ritmo medio de 15 respiraciones por minuto. Esta respiración de alta frecuencia y baja profundidad inicia una respuesta de “lucha o huida” en nuestro organismo que nos hace sentirnos amenazados, preocupados o agobiados. El nivel de dióxido de carbono en el torrente sanguíneo cambia instantáneamente, y esto provoca que la amígdala dispare estados emocionales de miedo y ansiedad, con lo que nuestra respiración se vuelve aún más acelerada y superficial. Un círculo vicioso.

Al respirar conscientemente de forma pausada y profunda, entramos en un estado hipometabólico en el que la sangre se vuelve menos ácida, lo que permite que la amígdala interprete que no hay amenazas acechándonos y calme su reactividad. Además, las puertas que bloquean el nervio vago, el nervio craneal más largo, se abren, indicándole al cerebro que podemos permitirnos descansar y restablecer todas nuestras funciones cognitivas y orgánicas.

Calma, salud y bienestar

La premisa es simple: una respiración calmada trae calma. Salimos rápidamente de estados de miedo, estrés, ansiedad y preocupación. Nos sentimos físicamente relajados y mentalmente conscientes.

Los órganos pueden dedicar tiempo y energía a procesos como la digestión, la auto-curación y la regeneración celular, mientras que el cerebro, al no sentirse amenazado, estresado y ansioso, puede participar en la planificación cognitiva compleja, la resolución de problemas y la toma de decisiones utilizando la corteza prefrontal.

Aprende a respirar conscientemente

Para ayudarte a respirar correctamente, te acercamos una sencilla herramienta llamada Asistente de Respiración.

Sincronizar tu respiración con esta sencilla animación te permitirá respirar a un ritmo de 5 ciclos por minuto (6 segundos para la inhalación y 6 segundos para la exhalación), lo que equilibra el intercambio natural que se produce entre simpatía y parasimpatía, los modos de estrés y relajación de nuestro sistema nervioso, y favorece la homeostasis.

3 consejos para apoyar tu pràctica

1 – Enfócate en el Asistente de Respiración

Cuando ejercitamos nuestra atención sostenida sin interrupción, no hay ansiedad. Este enfoque mental es bien recibido por el cerebro, que nos ayuda a mantener la constancia en la tarea y permite una mayor coordinación de los procesos cardiorrespiratorios, lo que resulta en una respiración más consistente.

2 – Respira cómodamente, sin esfuerzo

Tanto la inhalación como la exhalación deben ser lisas y continuas. Como la respiración es gobernada por el diafragma y los músculos intercostales, esto requiere que estos músculos se muevan suavemente, sin irregularidad.

3 – Relájate profundamente durante la exhalación

Específicamente los ojos, la mandíbula, el suelo pélvico, las manos y los pies, ya que son puentes bidireccionales que comunican el sistema nervioso somático y el sistema nervioso autónomo. Asegúrate de eliminar toda tensión mientras realizas tu práctica con el Asistente de Respiración de Mindful Science.

Fuente

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies