ECOLOGIA NOTICIAS PLANETA

Semillas en peligro! Se inunda la Bóveda del Fin del Mundo

Semillas, futuro, boveda, deshielo, caMbio cliMatico, Svalbard

El Banco Mundial de Semillas de Svalbard (Svalbard Global Seed Vault), construido proteger la riqueza y variedad vegetal y los cultivos de todo el planeta, se enfrenta a la peor de las amenazas: el cambio climático.

Los diseñadores de este gran almacén subterráneo conocido popularmente como la Bóveda del Fin del Mundo (Doomsday Vault) eligieron la isla noruega de Spitsbergen, en el archipiélago Svalbard, porque su situación geográfica (1.300 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico) y la estabilidad del terreno (en un macizo rocosa 130 metros sobre el nivel del mar) ofrecían muchas garantía ante amenazas como actividad volcánica, terremotos, radiación o crecida del nivel del mar. Además, en caso de fallo eléctrico, la profundidad de su túnel y el permafrost (capa de hielo permanentemente congelada) permitían garantizar la estabilidad de las semillas.

Esquema del acceso y el interior del Banco Mundial de Semillas de Svalbard (SGSV)

Pese a todas estas garantías de seguridad, este mes de mayo, el ministerio de Agricultura y Alimentación de Noruega -administrador de esta instalación propiedad del gobierno noruego- ha reconocido que se han visto obligado a tomar medidas para evitar las filtraciones de agua en los túneles del Banco Mundial de Semillas.

Los responsables de la Bóveda del Fin del Mundo aseguran que el diseño de la zona central de esta instalación subterránea es correcto pero admiten que el túnel de acceso está siendo afectado por el deshielo del permafrost, como consecuencia del aumento de temperaturas asociado al cambio climático.

El Banco de Semillas de Svalbard está situado 1.300 kms al norte del Círculo Polar Ártico (LV)

El fenómeno de deshielo detectado en los últimos años en esta zona de la isla Spitsbergen parece de momento moderado y las consecuencias en el corazón del banco de semillas no parecen dramáticas pero los expertos han iniciado estudios de detalle para calcular los daños posibles si el cambio climático sigue creciendo en intensidad en las regiones árticas (las más afectadas pro este fenómeno en todo el planeta).

“Después de nueve años de funcionamiento, Svalbard Global Seed Vault ha iniciado mejoras técnicas como respuesta a la intrusión de agua en la parte exterior del túnel de acceso, debido a que el permafrost no se está manteniendo tan estable como se había calculado en el proyecto inicial”, explica la página web de esta instalación.

Seguridad alimentaria

Las instalaciones del Banco de Svalbard conservan 930.000 semillas de más de 4.000 especies de plantas

Ante algunas informaciones periodísticas alarmantes publicadas a principios de mayo, los responsables de de esta instalación aseguran que “las semillas que se conservan en la bóveda nunca se han visto amenazadas y permanecerán seguras durante la implementación de las medidas [de mejora del túnel de acceso].

Las medidas se están llevando a cabo para proporcionar seguridad adicional a la bóveda de semillas, sobre la base de un enfoque de precaución (”mejor prevenir que lamentar”).

La Svalbard Global Seed Vault es propiedad del gobierno noruego y está administrada por el Ministerio de Agricultura y Alimentación (LMD). Statsbygg es responsable de la administración de la instalación física y el funcionamiento técnico de la bóveda. LMD ha firmado un acuerdo operativo de 10 años con el Centro de Recursos Genéticos Nórdicos (NordGen), que es responsable de las operaciones de la bóveda de semillas y la fundación internacional Global Crop Diversity Trust (GCDT), que está contribuyendo financieramente.

Zona interior del Banco Mundial de Semillas de Svalbard (SGSV)

Los trabajos de mejora que se han puesto en marcha incluyen “la construcción de paredes impermeables dentro del túnel y la construirán zanjas de drenaje en la ladera de la montaña para evitar que el agua de fusión del premafrost se acumule alrededor del túnel de acceso y para proteger contra la intrusión de agua resultante de cualquier cambio climático”. Los responsables de esta instalación estudian también la posibilidad de construir “un nuevo túnel de acceso a la bóveda de semillas con el fin de mejorar la seguridad en una perspectiva a largo plazo”.

La Bóveda del Fin del Mundo contiene actualmente unas 935.000 semillas de más de 4.000 especies de plantas de la práctica totalidad del planeta. Estas semillas pueden ser utilizadas en el futuro en investigación o en la recuperación de cultivos de plantas afectadas por catástrofes naturales o guerras (como ya ha ocurrido con Siria).

Fuente

Comentarios

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies