ESPIRITUALIDAD MENTE

Seres mágicos del elemento Aire

Los seres mágicos del aire pueden ser benévolos como malignos, y las leyendas dicen que deben ser tratados con mucha prudencia porque suelen ofenderse con facilidad si se los molesta.

Los elementales del aire son afines a buscar relación con seres de otros elementos así como también con el hombre. Prefieren los lugares abiertos, árboles, el aire mismo.

Estas criaturas se vinculan al amanecer, la primavera, el cobre, el estaño y la energía proyectiva.

Silfos y sílfides

La misión de estos seres es la de mantener el aire a salvo de la contaminación. Rigen huracanes, remolinos, vientos y todo movimiento de las masas de aire. Por eso, pueden provocar cataclismos si algún humano los ofende.

Este tipo de criaturas se caracteriza por un estado de ánimo algo cambiante. Los silfos en especial, prefieren vivir solos en lugares abandonados u obstentosos.

Las sifides, de género femenino, velan por las nubes y las lluvias. Son bellas y suelen manifestar su belleza ante los seres humanos. También pueden ser musas inspiradoras para los artistas porque pueden poner en funcionamiento mentes bloqueadas de quienes trabajan con la imaginación. Son definitivamente benévolas y de todos los elementales, las más próximas a los ángeles.

Geniecillos de las tormentas

Reciben otros nombres tales comonuberus o ‘geniecillos de las nubes’. Temido por los aldeanos por su capacidad para generar niebla, las leyendas relatan historias de acuerdos con las sífides ya que ambos tienen ifluencia de la producción de lluvias. La diferencia entre ambos reside en que las sífides buscan la armonía, los nuberus pueden llegar a generar grandes cataclismos, fatales, especialmente para los campesinos. Cuando una silfide y un nubero llegan a concretar un pacto, no hay nada que temer: la naturaleza conservará el equilibrio.

Hadas

La raiz etimológica del vocablo ‘hada’ se encuentra en el latin ‘fata’ (destino) por lo cual, puede interpretarse que estos seres intervienen activamente en el curso de las cosas, teniendo alguna influencia en el destino de los humanos. Se dice incluso que cuando un hada decide entablar relación con un humano, suele elegir a una persona alegre y generalmente enamorado. En general, suelen estar de buen humor, pero si se sienten ofendidas pueden llegar a ser muy vengativas.

Las hadas son siempre de sexo femenino y muy bellas, aunque esto no les resta fuerza física. Se caracterizan por una legendaria voluntad y curiosidad, lo que hace de ellas seres de gran iniciativa. Como otros seres elementales poseen poderes extraordinarios. En general, un hada suele ocuparse de proteger y ayudar a otras criaturas elementales.

La mayoría de las hadas, pertenecen al aire, aunque también las hay, unas pocas, que habitan las aguas y la tierra. Algunos ejemplos son las hadas de agua de Gales, llamadas Gwragedd Annwn, que habitan los lagos.

Las hadas suelen vivir en organizaciones jerárquicas. Entre ellas suele haber una reina de las hadas que ejerce el poder. Algunas otras pertenecen a la aristocracia y poseen así un rango más alto que otras.

Según las leyendas, las hadas adoran cantar y bailar con sus dulces y melodiosas voces armando círculos (coros o anillos de las hadas). Si un hombre, tentando por la danza de las hadas, irrumpe en esos círculos mágicos, corre grave riesgo de quedar hechizado bajo la magia tormentosa de las hadas. Se dice que solo otro humano puede rescatarlo poniendo con firmeza un pie dentro del anillo y otra fuera, tirando fuertemente de él para liberarlo del encanto.

Las hadas del aire, al igual que las hadas terrestres, disfrutan de posarse sobre los hongos en el bosque. Vuelan con sus hermosas alas entre las flores y sorprenden a los caminantes con luces fugaces y silbidos agudos.

Las hadas terrestres adoran las flores y los árboles. Toman la vitalidad del sol y se encargan luego de llevarla a todo el bosque.

Algunas de las hadas más conocidas son:

Hada de Gwyllión

En las montañas galesas, se dice que se esconde dentás de las piedras en los costados de los caminos. Suele asustar a los transeuntes desprevenidos. Es un hada traviesa que atemoriza a los viajeros.

Ainé, la reina de las hadas

Perteneciente a la tradición irlandesa, hija de Manannan. A veces es confundida con Morrigan y otras con Dana.

La dama verde

La dama verde es un hada terrestre que suele habitar castillos en ruinas. Puede utilizar sus poderes para transformarse en hiedra verde. Busca ocultarse de los forasteros.

Hadas de Cronwall

Las hadas de Cronwall transformarse en pájaros, pero no suelen hacerlo a menudo, porque cada transformación las vuelve más pequeñas.

Hada Leanan

Al igual que las sílfides es musa inspiradora. Quien la toma para crear, logrará grandes éxitos, pero el precio que pagará es una vida más corta.

Fuente: http://esotericos.idoneos.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies