SALUD DEL CUERPO

La importancia de hidratar el cuerpo con agua.

El agua no es otra cosa que dos moléculas de hidrógeno con una molécula de oxígeno. Así de simple, pero a la vez así de complicado. Se trata  de uno de los elementos más esenciales para la salud, tanto del planeta, como de los animales que lo pueblan, y que resulta fundamental en la supervivencia del ser humano

El agua forma parte del 70 % del peso del cuerpo humano, y no es de extrañar, que una persona que no beba agua, pueda morir en unos pocos días.

En condiciones normales, un ser humano cada día pierde unos dos litros de agua entre el sudor, la respiración, la orina y las defecaciones, y estos dos litros deben ser recuperados cada día, ya sea ingiriendo agua, refrescos,  fruta, alimentos acuosos, etc. Lo lamentable y triste es que al gua está al alcance de nuestra mano, en cada una de las casas, siempre existe un grifo del que poder beber, pero aun así, la mayoría de las personas del primer mundo, sufren de lo que se suele denominar “deshidratación crónica” ya que no beben el líquido suficiente, y luego se quejan de cansancio general. Tan solo bebiendo un poco más de agua cada día podría solucionarse.

El cerebro humano, está compuesto de un 95 % de agua, la sangre de un 82%, y los pulmones de un 90% de agua. Es por ello, que apenas una disminución de un 2% en la composición de nuestro cuerpo puede causar ya los primeros síntomas de deshidratación, como son la perdida momentánea de la memoria, problemas con las matemáticas, dificultad en enfocar la mirada en objetos o letras pequeñas, etc…

Un déficit de agua del 4% acarrea dolores de cabeza, irritabilidad, somnolencia y graves dificultades de concentración. Si alcanzamos un 10% de pérdida de peso corporal debido a la deshidratación, podemos perder la vida.

El agua es un recurso vital para la supervivencia y es tan importante que la usamos para casi todas las tareas diarias, pero con el pasar de los años y el comienzo de su comercialización como principal ingrediente de otras bebidas se han cambiado algunas de las costumbres al tomar agua al punto que muchas personas ahora prefieren un refresco que el agua.

Según datos históricos aproximadamente hace unos 50 años atrás el agua seguía siendo la bebida más comprada en el mercado, aunque ya existían bebidas azucaradas como la Coca Cola, por ejemplo, pero el agua seguía siendo la bebida número uno. Según diversas estadísticas médicas son muchas las personas en todo el mundo que se olvidan de tomar agua, así como también olvidan los beneficios de ella y de lo esencial que es para el cuerpo humano.

El agua es el principal e imprescindible componente del cuerpo humano, ya que este tiene un 75 % de agua al nacer y cerca del 60 % cuando alcanza la edad adulta. Ten en cuenta que órganos como el cerebro contiene acerca de un 75% agua, la sangre es un 92% agua, los huesos un 22% agua y los músculos un 75% agua. Beber la cantidad adecuada de agua es vital para su salud.

 

Beneficios de tomar agua

Tomar agua en ayunas, justo después despertarnos, logra activar todos los órganos internos para así tener un correcto funcionamiento durante el día. De igual manera este vital líquido promueve la pérdida peso ya que no contiene ni grasas, ni calorías ni carbohidratos, es un líquido que el cuerpo usará para energizarse naturalmente.

Por otro lado beber agua en ayuna te ayuda a limpiar el colon facilitando la absorción de nutrientes que luego darán los alimentos, también es bueno para la piel porque elimina las toxinas de la sangre, refuerza el sistema inmunológico. Y tomándola fría en ayunas ayuda a tonificar, mientras que el agua caliente alivia la gastritis y aleja los cólicos.

También estimula el movimiento de los intestinos para que cuando se ingiera alguna comida sea más fácil y rápido evacuarla. Por el contrario el no tomar agua o muy poca durante el día puede traer consecuencias como problemas circulatorios, deshidratación, proceso digestivo lento, fatiga, cambios de humor y sobre todo acumulación de toxinas lo que poco a poco dañar tu cuerpo.

Importancia del agua como lubricante

El agua se comporta como un lubricante en casi todos los procesos del cuerpo, sobre todo en la digestión. Ya en la boca, la propia saliva ayuda a masticar y a deglutir el alimento, de modo que se asegure un buen deslizamiento por el esófago. El agua también lubrica las articulaciones y los cartílagos de forma que nos movamos con menos rigidez y de manera más fluida.

Cuando una persona no acostumbra a beber todo el agua que necesita, el agua se aleja de las articulaciones para regar otras zonas del cuerpo más importantes, dejando una mayor fricción que puede ser causa de dolor y conducir a lesiones y a artritis.

Los ojos también, necesitan una continua hidratación a través de los parpados, y es por ello que parpadeamos una media de entre 15 y 20 veces por minuto, para tener el ojo bien lubricado.

La importancia del agua como regulador de temperatura:

Nuestros cuerpo pueden regular la temperatura por medio del agua. El exceso de calor puede disiparse por medio de la sudoración de la piel. La sangre a su vez, abandona los capilares cercanos a la piel de modo que la parte externa de nuestra epidermis se conserve fresca. La evaporación del agua a través de la piel es responsable del 22 % de la totalidad de calor perdida por el organismo, el resto se pierde mediante otros mecanismos, como la emisión de ondas infrarrojas o la diltación de los vasos sanguíneos.

Las células del organismo necesitan permanecer siempre a una temperatura constante, de unos 36 a 37 grados. Por encima de los 40 grados, puede aparecer lo que se conoce como golpe de calor, el hipotálamo sufre un colapso, y puede ocasionar incluso la muerte. Precisamente, es esta glándula la que regula el calor en el interior del organismo.

A modo de anécdota, cabe citar que los perros no tienen glándulas sudoríparas, por lo que regulan su temperatura mediante la saliva de la boca. Es común por tanto ver los días de calor a los perros con la boca abierta. Los elefantes, en cambio, utilizan la gran capilaridad de sus orejas, para circular por allí la sangre y enfriar su cuerpo.

Fuente:

www.viviendoensalud.com

http://importanciadelagua.biz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies