AUTOAYUDA MENTE

El truco definitivo para acabar con los problemas de sueño y dormir más

Con el paso de los años muchas personas empiezan a padecer diferentes perturbaciones en el sueño que les hace descansar menos horas. ¿Cómo solucionar los problemas para dormir?. Aquí una solución sencilla y económica

El estrés de la rutina diaria, las preocupaciones laborales, problemas personales o el simple paso del tiempo –los años van dejando su huella– pueden traducirse en problemas a la hora de conciliar el sueño. Con las terribles consecuencias que esto tiene en nuestro estado físico y mental.

Dormir y descansar bien tiene múltiples beneficios para nuestra salud y disfrutar de un sueño pleno es fundamental para reactivar nuestros ritmos circadianos –aquellos que marcan nuestro reloj biológico– y mantener mente y cuerpo a punto.

Sin embargo, al llegar a la edad adulta, muchas personas empiezan a padecer diferentes perturbaciones en el sueño que les hace descansar menos horas, interrumpir el descanso en mitad de la noche o no ser capaces de conciliar el sueño al acostarse en la cama.

Una reciente investigación parece haber encontrado una solución simple y barata para conseguir alcanzar un sueño profundo y confortableCómo ayudar a las personas a dormir más y mejor es una de las grandes preguntas que la ciencia lleva años haciéndose. Más allá de tratamientos basados en medicamentos, una reciente investigación parece haber encontrado una solución simple y barata para conseguir alcanzar un sueño profundo y confortable.

Basados en las técnicas del mindfulness, el estudio ha demostrado que a través de la meditación podría mejorarse la calidad del sueño ayudando a las personas a conciliarlo rápidamente y sin apenas esfuerzo.

No puedo dormir: el tema tabú

“Una gran cantidad de personas que se someten a tratamientos para sus problemas de sueño no quiere hablar de ello porque creen que así simplemente se exacerba aún más su problema” explica David S. Negro, autor del estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine.

Así, el equipo de investigadores elaboró un programa en el que los participantes no tuviesen que hablar directamente sobre su sueño pero sí tratasen de poner remedio las posibles causas que rodean sus problemas para dormir. El objetivo era conseguir que los participantes fuesen conscientes de su problema y asumiesen la preocupación que les generaba no ser capaces de descansar con normalidad.

Para ello analizaron a 49 hombres y mujeres de alrededor de 66 años que estaban experimentando problemas para dormir sin tener ningún trastorno diagnosticado. La mitad de ellos fueron tratados con un programa tradicional para mejorar el sueño y la otra mitad aprendió las técnicas de mindfulness del programa especial que habían preparado.

Al llegar a la edad adulta muchas personas empiezan a padecer diferentes perturbaciones en el sueño. (iStock)

La técnica del ‘mindfulness’

“Durante seis semanas”, explica Alexandra Sifferlin en Time, “el grupo consciente pasó dos horas a la semana aprendiendo diferentes prácticas de atención plena y meditación”. Ninguno volvió a declarar tener problemas de sueño.

mindfulness

Al final de las sesiones, los investigadores midieron la calidad del sueño de todos los participantes y encontraron que las personas que estaban aprendiendo mindfulness tuvieron mejores puntuaciones en cuanto a la calidad del sueño que el otro grupo.

Al ser capaces de centrarse en el problema y sus causas circundantes, comenzaron a ser conscientes de lo que les ocurría y aprender a vivir con ello tratando de mejorarlo. Como explica el psicólogo Francisco Gázquez “el mindfulness no trata sólo de vivir la vida, va de ser capaz de vivir todo más intensamente, no sólo lo que te guste”.

¿Tan sencillo como ser conscientes y asimilar nuestro problema para conciliar el sueño? Según los resultados evitar hablar de los problemas de sueño porque nos resulta desagradable no conduce en ningún caso a la solución. Asumir conscientemente nuestras limitaciones puede conducir a mejorar trastornos vitales cotidianos como los problemas para dormir.

La meditación como solución al estrés

Tras analizar los resultados, “los investigadores creen que la meditación consciente puede ayudar a mejorar el sistema nervioso y los procesos del sistema cognitivo que se relacionan con la excitación y el estrés” comenta Sifferlin. Además, los pacientes tratados con el programa de mindfulness consiguieron mejoras en áreas como la depresión, los síntomas de insomnio o la fatiga.

“Antes de irse a la cama, las personas que no pueden dormir se preocupan mucho y empiezan a darle vueltas al problema de no ser capaces de conciliar el sueño”, dice Negro. “A través de práctica de las técnicas de mindfulness las personas aprenden a observar los pensamientos y a estar presentes en la situación sin más siendo capaces de interpretar sus síntomas”.

También se plantean que este análisis consciente y activo pueda resultar útil para frenar trastornos del estado de ánimo: “la meditación puede reducir la ansiedad y dejar que la gente se relaja más” explica el autor. También podría ser que las técnicas de mindfulness simplemente hagan que la gente se concentre en que va a conseguir un sueño de mejor calidad y lo consiga: ¿autoconvencimiento?

Una solución sencilla y barata para dormir

Aunque Negro y su equipo insisten en que todavía hay que seguir investigando, las técnicas de mindfulness podrían ser útiles y de lo más económicas para personas que no tengan problemas graves para dormir, como los pacientes analizados en el estudio.

“Este ensayo fue diseñado para la mayoría de los adultos mayores que se enfrentan a problemas de sueño, pero no tienen un diagnóstico clínico de insomnio”, comenta Negro. El equipo pretende abrir la investigación a un público más amplio en el futuro.

Fuente: http://www.elconfidencial.com