HABITAT SOCIEDAD

Un paseo por Auroville, la ciudad sin Dinero, ni Política, ni Religión

auroville, ciudad, india, dinero, politica, religion

Para quien no haya oído hablar de Auroville, se puede decir que es una de las comunidades más grandes y conocidas del mundo. Habia leido muchos articulos por internet, que me habían dado muchas ganas de visitarla pero muchas veces no era informacion exacta, como que no utilizan dinero. Esto puede crear falsas expectativas.

Efectivamente cuando llegamos al centro de visitantes con el grupito de españoles con el que viajamos , la mayoría se querían ir inmediatamente. Y no les culpo. A primera vista parece un resort, todo tan limpio, cafetería carísima, mucho turista…oh!pero que mierda es esta!!

Por suerte yo estaba con el corazón y la mente abiertas e intentaba no juzgar las primeras impresiones. Quizá por eso Auroville me abrió sus puertas y me dio la oportunidad de profundizar en su base espiritual, y por ende, la mía.

Porque encontrar alojamiento no es fácil, en la oficina nos dijeron que estaba todo ocupado y lo que había era carísimo como 1000 rupias la habitación, una locura para nosotras.  Nos pasamos el dia tiradas sin saber que hacer, probamos en el Buddha Garden que nos decían que aceptaban voluntarios pero no había nadie (luego me entere que hay que pagar 250 rupias igualmente, al dia) y un amigo fue a otro proyecto, al Sa dhana Forest a preguntar si nos aceptaban de voluntarios, pero vino muy enfadado porque es fumador y le dijeron que está prohibido  fumar, y que si lo veían fumando por cualquier lado en Auroville tendría que marcharse. Eso a mi me daba igual, me parece relativamente bien, lo que no me daba igual era que te cobran 400 rupias al dia y minimo tienes que estar un mes, asi que opcion descartada también.

De todas formas lo visite más adelante  y me parecio un proyecto  muy interesante, plantan árboles de la zona que están casi en extinción y la comida es vegana y fabulosa. Además tienen sistemas para ser ecológicos y ahorrar recursos muy originales. Es como una pequeña comunidad un poco aparte de Auroville y puede ser muy útil para personas que aún están en el sistema pero quieren probar como es la vida comunitaria, la vida ecológica y el trabajo voluntario. Total en mi primer voluntariado en Cuba tambien pague bastante dinero y me cambió la vida.

Mientras surgía algo visitamos el Matrimandir por fuera, que es el emblema de Auroville, y nos pareció una bola de golf y una excentricidad. Si me hubiera ido en ese momento me habría quedado con un sabor amargo de Auroville.

Al caer la tarde nos llamaron 3 del grupo que habían encontrado un alojamiento por unos 3 dias, de pura suerte porque justo una pareja se iba, y nos invitaron a comer con ellos. Resultó que el que lo organiza era muy buena persona y nos dejó poner la tienda esa noche.

Como buenas hippies nos acabamos quedando dos semanas, pagando un precio simbólico de 100 rupias al día por tienda. Lo mejor era que teníamos cocina comunitaria por primera vez en muchos meses. Estoy muy agradecida.

Tuvimos días muy relajados mi compa y yo, seguíamos durmiendo en tienda, con la cremallera rota con serpientes gigantes alrededor, mosquitos y hormigas, pero el bosque es precioso y podíamos hacer cosas “normales” que nunca o casi nunca habíamos hecho juntas, como ir al cine o al teatro, pasear en bici (de los años 50 al menos

Hasta recibimos un masaje acuático Watsu gratis en un hotel Spa porque una amiga del rainbow estaba casualmente en auroville haciendo el curso y tenía que practicar. Es una maravilla, hiper relajante como volver a estar en el útero de tu madre, lo recomiendo a todo el mundo pero seguro que en Europa vale una pasta.

Comentarios

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies