SALUD SALUD DEL CUERPO

Vacunas obligatorias: un debate que sigue generando polémica en el mundo

En relación a las vacunas, algunos países para prevenir enfermedades han adoptado la decisión de una aplicación obligatoria en los niños y adolescentes. La reacción contraria de algunos médicos y padres de familia ha puesto en el debate el tema de seguridad y transparencia sobre los efectos adversos en la salud, una estadística que pocos gobiernos publican abiertamente sin necesidad de una instancia judicial.

En Europa, unos 15 países, incluyendo Alemania y Austria, consideran la vacunación una decisión de conciencia. En España sólo es obligatoria la vacuna si hay un problema de seguridad pública. Existe a su vez un calendario autorizado para las vacunas infantiles.

Entre los países con planes regulares de vacunas obligatorias está Chile, Argentina y México. Cuando Italia adoptó recientemente un estricto decreto de obligatoriedad causó una reacción tal que el 13 de junio, al menos 130 familias pidieran asilo al gobierno de Austria.

La posición del Ministerio de Salud italiano en este caso establece quitar los derechos de padres a quienes no vacunen a sus hijos, y obligarlos a pagar multas de hasta 7.500 euros.

En este entorno, los médicos que han solicitado mayor transparencia sobre los casos adversos, y libre elección para vacunar en las zonas sin epidemia, están siendo siendo alejados de las órdenes médicas.

Esto ha motivado que la asociación de consumidores del país, Codacons, recolecte firmas para volver al sistema de libre elección, se de información oportuna a las madres sobre las contraindicaciones de las vacunas, y se realice un seguimiento profesional pre y post aplicación, citando la frase del Premio Nobel de Medicina 2008, el francés Luc Montagnier quien dijo: “negar las reacciones adversas a las vacunas es una actitud poco científica, esto no hace más que extender una reacción anti-vacunación. La actitud correcta sería reconocer el problema y hacer una investigación para resolverlo”.

Al hablar de vacunas, el tema es muy amplio. No todas las vacunas son similares. Desde la primera vacuna introducida por Edward Jenner en 1798 para la viruela humana, preparada con inoculación subcutánea del virus vivo obtenido de las heridas de las vacas enfermas, los laboratorios hoy crean todo tipo de fármacos, no en tejidos naturales. Las vacunas recombinadas usan virus modificados que ayudan a realizar las réplicas.

En julio de 2015, una investigación de la Universidad de Pensilvania, alertó que algunas de las nuevas vacunas -no todas- fabricadas en el laboratorio, no aplican el esquema original de la vacuna primaria en donde la persona con el virus vivo natural queda inmunizada y el agente infeccioso viene destruido. Advierten que hoy lamentablemente se están creando virus modificados más peligrosos y poderosos que el original, los cuales continúan reproduciéndose en los cuerpos de los vacunados aunque estos no necesariamente se enfermen.

Este tipo de información ha obligado a algunos médicos a pedir mayor información científica para aclarar las dudas de sus pacientes.

Tomando el ejemplo de Italia, las autoridades del gobierno de Veneto, al norte del país, con cerca 5 millones de habitantes, destacaron en un comunicado del 13 de junio que una medida de obligación de vacunar a los hijos en vez de dar solución a un problema epidemiológico, estimula el rechazo de la población.

Por esta razón emitió un mandato para proceder a la la impugnación del decreto del gobierno central, que desde el 7 de junio obliga a los padres administrar 12 vacunas, muchas de ellas con más de una dosis, dentro de los primeros 16 años de vida.

“No estamos en contra vacunas, ni la intención de cuestionar la validez científica – dice el documento de la junta regional-, pero estamos en contra de los métodos coercitivos que inquietan a los padres y que terminarán en última instancia, en fomentar el abandono de la elección de vacunar. A las preocupaciones legítimas de las madres y de los padres por un programa de vacunas tan concentrado, y que en algunos casos es sin motivación, no se responde con la obligación impuesta y con multas, sino con la información y el diálogo”.

Transparencia

La región de Veneto, en su plan de transparencia a las madres informó que en 2015, su Red de Vigilancia de Fármacos reportó en su zona 925 casos de reacciones adversas a las vacunas, de las cuales 31 fueron graves, correspondiendo a 63 y 2,1 casos por 100.000 vacunados respectivamente.

En 23 años aplicaron 31 millones de dosis lo que generó 17094 casos con efectos colaterales sospechosos, de los cuales 533 fueron graves, Esto equivale a un promedio de 53,4 casos por 100.000 dosis. y 1 caso grave por cada 58.800 vacunados.

De estos casos graves, 17 pacientes quedaron con secuelas, lo que equivale a 1,8 casos por un millón de vacunados.

Déjanos tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies